Valve publicará en Steam el primer videojuego para adultos con contenido sexual explícito sin censurar. Será Negligee: Love Stories, la secuela de una novela visual que lleva disponible desde octubre de 2016. Esta nueva entrega, desarrollada con ayuda de financiación obtenida vía Kickstarter, llegará a la tienda digital el próximo viernes, 14 de septiembre.

Desde Dharker Studios afirman que presentaron previamente el videojuego a Valve pero que, meses atrás, les exigieron realizar múltiples cambios en la experiencia para pasar el filtro y poder ser publicados en la plataforma. Ahora, en una Steam que ya incluye una sección "Sólo para adultos", Negligee: Love Stories podrá publicarse tal y como lo han concebido sus autores; y es que hablamos de una novela visual con diálogos subidos de tono, relaciones sexuales y desnudez explícita e ilustraciones eróticas.

Asimismo, el videojuego habla sobre temas como las orgías, el adulterio, los matrimonios tóxicos o la ninfomanía. De esta forma, queda claro el cambio de rumbo de una Valve que lleva meses dando tumbos en lo que al tratamiento y la publicación de contenido para adultos se refiere: sin ir más lejos, el pasado mayo amenazaron a varias compañías con eliminar sus videojuegos de la plataforma por contener elementos eróticos y para adultos.

Por suerte, la compañía dio marcha atrás en ese sentido y prometió no eliminaría contenido más allá de lo puramente ilegal. Erik Johnson, empleado de la compañía, afirmaba esto hace tan solo unas semanas:

"Si eres un jugador, nosotros no deberíamos seleccionar el contenido que puedes o no puedes comprar. Si eres un desarrollador, no deberíamos elegir el contenido que puedes crear. Eso son elecciones vuestras. Nuestro papel es proporcionar herramientas y sistemas para que podáis hacer estas decisiones, y ayudar a hacerlas de manera cómoda"

Decir adiós a la censura en obras culturales es siempre una buena noticia pero la decisión de Steam puede conllevar que la ya de por sí inmensa cantidad de clones, videojuegos inacabados y festivales del micropago siga creciendo sin control. Esperemos que, antes de que eso ocurra, Valve ponga remedio.