Ciertos videojuegos o géneros trascienden el medio y son reconocidos o han sido jugados por miles de personas que difícilmente han seguido el medio más allá de dichas partidas puntuales. Age of Empires, Rollercoaster Tycoon, Los Sims, Super Mario, Tetris o, en tiempos recientes, Wii Sports o Candy Crush forman parte de un grupo en el que, desde luego, también cabe el mítico Theme Hospital.

Sega anuncia Two Point Hospital, sucesor del mítico Theme Hospital

Y es que los Tycoon o videojuegos de gestión tuvieron una época dorada hace ya un par de décadas en la que raro era el poseedor de un PC que no hubiera administrado un parque de atracciones, un zoo, un reino o, como en este caso, un hospital. Lo que ha venido luego, en varias etapas, han sido intentos casi siempre fallidos de renovar el género y traer de vuelta, compartiendo nombre y/o espíritu, los clásicos que tantas alegrías nos dieron.

Two Point Hospital es precisamente eso. El trabajo dedicado y con cariño de Two Point Games, estudio formado por antiguos empleados de Bullfrog Productions (Theme Hospital), centrado en renovar una fórmula que funcionó de maravilla hace muchos años pero que hace ya demasiado que no merecía nuestra atención. Y esa es una duda loable y lógica: ¿no hay más juegos de gestión porque no hay hueco en el mercado o porque la fórmula es propia de otra época?

Por suerte, el videojuego publicado hace unos días por SEGA sirve para echar por tierra ambas dudas y hacernos ver que, si las cosas se hacen bien, títulos como Two Point Hospital (o Planet Coaster y Cities Skylines antes que él) pueden copar la lista de videojuegos más vendidos al tiempo que demuestran lo divertido e imperecedero de su fórmula. Y, en este caso concreto, todo funciona rodeado de paladas de humor que lo hacen mejor si cabe.

El concepto de Two Point Hospital es, en esencia, el que todos conocemos: nuestra labor será gestionar diferentes hospitales de un mismo condado con el objetivo de mantener contentos a clientes y empleados mientras mantenemos sano nuestro balance económico. Es, a su vez, una refinación de la fórmula clásica, con una jugabilidad cómoda, intuitiva y que, pese a lo complejo que pueda llegar a ser, nunca aturulla ni frustra.

Por contra, sí que hay varios momentos en los que se introducen ciertos picos de dificultad algo exagerados: los hospitales introductorios serán coser y cantar y, de hecho, todo parecerá excesivamente simple pero habrá momentos en los que, a base de complejos requisitos y epidemias desatadas, será fácil perder el control y chocarse contra una barrera. Nada que con paciencia no pueda resolverse, eso sí.

Ayuda a llevar todos esos momentos, tanto los exageradamente sencillos como los que rozan lo desesperante, el acertado humor del videojuego, herencia natural de los títulos de Bullfrog Productions. Poco a poco, conforme vayamos conociendo más enfermedades, todo irá desatándose: lo que empezará con cabezas de bombilla o delirios de grandeza á la influencer acabará con una plaga de imitadores del gran Freddie Mercury. Es una pena que el audio del hospital no esté subtitulado, pues se pierden muchas bromas.

Lo mejor que tiene Two Point Hospital, que no es poco, es haber sabido construir sobre una esencia clásica y, alejándose lo justo y donde toca, modernizar un género que hacía mucho tiempo que no lucía de esta manera. Es divertido, largo, accesible para iniciados (pese a los citados escalones de dificultad) y, aunque pueda pecar de falta de variedad o profundidad en algún que otro aspecto, se convierte en una experiencia que, igual que el añejo Theme Hospital, podría mantener pegado al ordenador a cualquiera.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.