Oppo confirma hoy su llegada a territorio español, siendo la segunda gran marca asiática que se decide a entrar en el mercado nacional en los últimos meses, con la ya notablemente aceptada Xiaomi habiendo hecho lo propio el pasado mes de noviembre. Viene, como no podía ser de otra manera, para disputarse el terreno de las gamas media y alta en un mercado que se encuentra con cada vez más opciones entre las que el usuario puede elegir y donde será clave comenzar a labrarse un nombre reconocido por el inmenso público objetivo de este segmento.

La fecha prevista para la llegada será la semana próxima, el día 18 de julio, cuando podrán comenzar a adquirirse los dos modelos con los que la firma dará sus primeros pasos en el país. Serán el R15 Pro y el A3, dos smartphones diferentes que pretenden ofrecer una opción para aquellos que demandan más a su terminal y otra para los que buscan los bajos precios con características más que adecuadas para el desempeño diario, señal inequívoca de su procedencia.

Un lanzamiento reducido

El Oppo R15 Pro presenta una gran pantalla de 6,28 pulgadas con el característico notch o ceja en su parte frontal y una trasera de aluminio con el lector de huellas dactilares ubicado en esta zona. Trae consigo la conjunción de doble cámara trasera (20 + 16 MP) para conseguir fotografías con el característico modo retrato y cuenta en su cámara frontal (20 MP) con capacidad para realizar el desbloqueo del terminal también mediante recogimiento facial. Llegará al mercado en una única opción de 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento interno.

Por su parte, el más contenido A3 dispone de una pantalla de 6,2 pulgadas y, aunque también adopta el notch para aprovechar la pantalla al máximo, carece de unas grandes bondades en el apartado de la cámara (16 MP en la trasera y 8 MP en la frontal) y desciende su memoria RAM hasta los 4 GB. El almacenamiento, eso sí, se mantendrá en unos 128 GB que serán más que suficientes para la amplia mayoría de los usuarios.

Los dos teléfonos podrán comprarse el día anteriormente señalado en MediaMarkt, FNAC y El Corte Inglés y a través de Movistar con un precio de 649 euros para el R15 Pr y 299 euros para el A3. Un lanzamiento muy escaso en un primero momento con el que le costará arrancar a la marca, aunque disponer de potentes distribuidores desde el inicio es un punto que jugará indudablemente a su favor. De momento, la única confirmación futura para su catálogo es el Find X, el vanguardista terminal que esconde la cámara gracias a un ingenioso mecanismo para aprovechar aún más el panel frontal.

Es pronto para decirlo, pero con una Xiaomi cada vez más potentes y marcas como Huawei haciendo especial énfasis en filiales como Honor, resulta complicado contemplar un futuro cercano con cabida para Oppo bajo sus propuestas actuales. Será labor de la compañía a partir de ahora conseguir adquirir una posición de relevancia en un mercado que no deja de complicarse.