Tras unos primeros compases en los que se debatía sobre su viabilidad, el Apple Watch es ya un éxito.

Los últimos resultados trimestrales publicados por la compañía de Cupertino reflejaron un crecimiento interanual del 36% en la sección 'Otros', lo que elevó la cifra de ingresos hasta los 5.489 millones de dólares (casi a la altura de la división iPad, de hecho).

Los AirPods, la gama Beats y otros artículos de menor relevancia también se hospedan bajo el paraguas de la sección "Otros", y contribuyeron al crecimiento de dicha sección durante el último trimestre fiscal. No obstante, el mayor conductor de ingresos para la división fue, indudablemente, el mencionado reloj inteligente.

Luca Maestri (CFO) y Tim Cook (CEO) insistieron en el excelente rendimiento del Watch durante la llamada con inversores y analistas. En ella, los directivos de la marca aseguraron lo siguiente:

Las ventas de Apple Watch Series 3 fueron más del doble de las registradas por el Series 2 hace un año. El Apple Watch es el smartwatch más popular del mundo y ganó creció en cuota de mercado durante este último trimestre

Las cifras publicadas por IDC respaldan las exigentes afirmaciones realizadas por Apple y su equipo directivo. Uno de los analistas tecnológicos de la firma, Francisco Jeronimo, aseguró en un tweet que la compañía estadounidense ya vende más relojes que toda la industria relojera suiza. Ni Xiaomi ni Samsung (los dos mayores rivales de Apple) pueden presumir de un hito así.

Antes del cierre del último trimestre fiscal, Apple ya era la compañía tecnológica que más relojes inteligentes distribuye. También era la empresa que más relojes (tanto inteligentes como convencionales) vendía anualmente. El nuevo hito reconocido por IDC no es más que un valioso galardón en esa carrera conquistadora que el Watch está recorriendo desde que Tim Cook lo anunciara en septiembre de 2014.