Guillermo Padrés, ex gobernador del estado mexicano de Sonora, será condenado a prisión por los delitos de defraudación fiscal y operaciones con recursos de procedencia ilícita. El juez Décimo Segundo de Distrito de Procedimientos Penales dictó formal prisión para Padrés, a quien se le adjudican cuentas en el extranjero por 8.8 millones de dólares que no fueron declaradas al fisco.

El juez ha privado al político de la libertad bajo fianza por tratarse de un delito grave, pero el acusado podría solicitar una medida cautelar para llevar el proceso fuera de prisión.

Padrés realizó transferencias del extranjero hacia México y viceversa para ocultar el origen del dinero, además de enviar recursos a empresas controladas por familiares, las cuales facturaban operaciones simuladas.

El abogado defensor, Antonio Lozano Gracia, afirmó que acudirá a las instancias necesarias para frenar el proceso en contra de su cliente.

Tanto el ex mandatario como su hijo, Guillermo Padrés Dagnino, afrontan un juicio en su contra por delito de delincuencia organizada y operaciones con dinero de procedencia ilícita que asciende a más de 9 millones de dólares. En las próximas horas se espera la resolución del Juez Cuarto del Distrito de Procesos Penales Federales.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.