TEDxTijuana

Primero dijo que construiría un muro entre Estados Unidos y México y que deportaría a once millones de inmigrantes ilegales. Más tarde, que los mexicanos que llegaban a Estados Unidos eran violadores y que además les quitaban el trabajo a los nativos.

La campaña del republicano Donald Trump tuvo a los mexicanos en el punto de mira. Ahora, se ha convertido en el próximo presidente de los Estados Unidos. El Gobierno de Enrique Peña Nieto no sabe si los planes de Trump llegarán a ponerse en práctica pero pretende evitar que los mexicanos que viven más allá del Río Bravo sean víctimas de fraudes y abusos.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) lanzó este miércoles un plan de once puntos para proteger a los migrantes mexicanos en Estados Unidos a través de la Embajada mexicana y los 50 consulados en la Unión Americana.

Con el objetivo de orientar e informar a los connacionales, la Secretaría difundirá entre la comunidad el Centro de Información de Atención a Mexicanos (CIAM), además de la activación de una línea directa gratuita y disponible 24 horas para atender cualquier duda sobre medidas migratorias.

Los migrantes también tienen acceso a la aplicación móvil MiConsulmex, en la que pueden tener acceso a información sobre datos de contacto de los consulados y prestadores de servicios migratorios.

El Gobierno mexicano pretende mejorar la situación legal de sus ciudadanos con la ayuda de consulados móviles y sobre ruedas, el aumento del número de citas en los consulados para el trámite de pasaportes o actos de nacimiento y la extensión del horario de los departamentos de protección de los consulados para poder atender un mayor número de casos.

Donald Trump amenazó con interrumpir el envío de remesas a México, la cual supone la segunda fuente de ingresos del país. En este contexto, uno de los 11 planes propuestos por la Secretaría es acelerar la apertura de las Ventanillas de Asesoría Financiera y fortalecer la campaña de bancarización en toda la red consular.

La Cancillería hizo un llamado a los mexicanos residentes en Estados Unidos para que evitasen cualquier situación de conflicto y que pueda derivar en sanciones administrativas o penales.

Después de la victoria de Trump en las elecciones, se han registrado algunos casos de agresiones y discriminación en contra de los mexicanos.