Un grupo de investigadores de la Universidad de Stanford junto otros departamentos y laboratorios han determinado que la carga rápida **podría no ser tan perjudicial para las baterías de iones de litio**, tal y como hemos pensado (y como nos lo han vendido los fabricantes) hasta ahora.

El detalle de lo que ocurre en un electrodo durante la carga y la descarga es solo uno de muchos factores que determinan la duración de la batería.

El estudio que realizó este grupo de científicos se centró en **analizar un material compuesto por un cátodo de fosfato de hierro de litio**. Si la mayoría o la totalidad de las nanopartículas que componen este material participan activamente en la carga y descarga van a absorber y a liberar iones de una forma más suave y uniforme. Sin embargo, un pequeño porcentaje de las partículas son propensas a agrietarse y por lo tanto degradan el rendimiento de la batería.

Este grupo fue capaz de **analizar miles de nanopartículas de electrodos a la vez** y obtener fotografías de ellos en diferentes etapas durante la carga y la descarga. Para poder observar estas nanopartículas y su comportamiento, se realizó un examen con rayos x intensos usando una fuente de luz avanzada. Es el primer estudio en realizar este proceso y por ello sus resultados son tan interesantes.

El resultado de este informe **desafía la opinión acerca de la duración de las baterías de iones de litio** cuando se emplea reiteradamente la carga rápida. A partir de ese momento, el número de nanopartículas que absorben los iones comienzan a aumentar, lo que limita la degradación celular.

Esto permite a los ingenieros y científicos **cambiar la forma en la que se cargan las baterías promoviendo una carga y descarga más uniforme para alargar su vida útil**. Todavía es pronto para determinar cuanto se degradan y cuanto podemos alargar la vida de las baterías, pero este estudio es de vital trascendencia porque avanza en la comprensión del comportamiento de una batería, y la información que se extrae de este informe ayudará a crear nuevas y más inteligentes baterías.

Por el momento, **los investigadores guardan cautela** y avisan que hasta donde sabemos, parece que la carga de alta potencia no es mucho peor para las baterías que la carga lenta o media, sin embargo aún es pronto para emitir un veredicto final.