Un poco cliché sí, pero Aldous Huxley ya había imaginado hace muchos años la posibilidad de una sociedad controlada por el entretenimiento. Los Juegos Olímpicos 2012®, un espectáculo que utiliza un supuesto espíritu deportivo como soma para las masas, es cada vez menos acerca del deporte y más una especie de catalizador para militarizar el espacio público y la vida cotidiana.

Ya había escrito antes acerca del operativo militar de Londres 2012: El Gran Encierro de Londres y el cual pretende evitar ataques terroristas por medio de la absoluta militarización de la ciudad. Además de las más de 13,500 tropas, drones, casi 50 mil policías, una barda eléctrica que aislará la zona olímpica y una fuerza policíaca especialmente dedicada a evitar infracciones a la propiedad intelectual, ahora tenemos más detalles de las plataformas de misiles que serán instaladas en la azotea de un edificio habitacional.

Además de los francotiradores que volarán la ciudada en helicópteros, el Ministro de Defensa de Reino Unido considera instalar plataformas de misiles en la azotea de Lexington Building Water Tower, un edificio ubicado dentro del perímetro olímpico y el cual ofrece una excelente vista del área y los cielos sobre el Estadio Olímpico. El equipo de misiles será resguardado por 10 soldados y policías que vigilarán los misiles "24/7" durante la preparación de los juegos olímpicos y durante su celebración.

Entre las preguntas frecuentes de éste surreal panfleto destacan:

¿Cómo podemos estar tranquilos de que esto es seguro?

El sistema de Defensa Aérea será operado por soldados profesionales y entrenados. Será protegido de forma segura y no representa ningún peligro para los residentes. El sistema será usado para monitorear el espacio aéreo y será autorizado para utilizarse activacmente únicamente siguiendo órdenes del más alto nivel del Gobierno en respuesta a amenazas de seguridad extremas y confirmadas.

¿El tener misiles en nuestro edificio nos convertirá en un objetivo?

El tener presencia de Fuerzas Armadas y Policía 24/7 va a incrementar su seguridad local y no te convertirá en un objetivo de terroristas.

¡Ah bueno! ¡Phew! ¡Qué seguridad! Esto no es, desgraciadamente, una nota de The Onion:

Obviamente algunos residentes creen que esta acción es desde surreal hasta estúpida, además de que aseguran que esta medida no los hace sentir más seguros y no entienden cómo fue tomada dicha decisión. El panfleto invita a los interesados a reunirse para tener más información:

El Oficial en Comando de las Fuerzas Armadas del reino Unido invita al os residentes de Bow Quarter a reunirse con él y su equipo el 5 de mayo de 10 a 12

El distópico planfleto además informa que del 2 al 10 de mayo se llevarán a cabo simulacros de los operativos.

Me resulta imposible entender cómo es que el miedo y la paranoia pueden ofrecer seguridad. La 'Guerra contra el terrorismo' esta acabando con el sentido común y revela la elemental forma de pensamiento de quienes están en el poder quienes ante su ineptitud, solo pueden refugiarse detrás de la vigilancia y el control.

Claro esto solo es mi opinión. De acuerdo a una encuesta realizada por The Guardian en su sitio, al parecer el 58.9% de los encuestados "harían todo para detener a los terroristas" y solo el 41.1% opina que es una mala idea que convertirá a sus familias en objetivos. Cuidado con lo que se desea.

Sí planeas ir a Londres próximamente, prepárate para perder al menos 3 horas en migración. Y sí eres de los valientes que planea asistir al Gran Encierro de Londres para disfrutar de los Juegos Olímpicos -- recuerda que se tiene prohibido subir a redes sociales fotografías o videos a sitios como Facebook, Twitter y YouTube.

La razón es que los derechos de propiedad intelectual de esta experiencia social han sido vendidos y los boletos de entrada no incluyen --por supuesto -- tu derecho a compartir tus experiencias. Para asegurarse de que nadie romperá las reglas, las infracciones serán consideradas como ofensa criminal y además existirá una Policía de las Marcas que tendrá la tarea de vigilar que nadie use de forma no autorizada imágenes, logos y hasta las palabras "juegos", "dos mil doce", "2012" ó Twenty-Twelve.

Este verano, la militarización de la vida cotidiana para garantizar el entretenimiento será el deporte más extremo y la ciudad misma será usada como un arma de defensa. Qué vergüenza.

Imagen vía Ben Sutherland