Ya no necesitas un equipo potente para editar vídeo, ni siquiera en 4K

La edición de vídeo, principalmente en resolución 4K, siempre ha estado asociada a equipos potentes. Con VideoProc ya no es necesario.

Presentado por

Para editar un vídeo y obtener resultados muy buenos, ya no hace falta acudir a profesionales. Prácticamente cualquier persona puede hacerlo, desde la propia grabación de recursos con cámaras en teléfonos móviles de gran calidad, hasta la edición y postproducción, con programas cada vez más accesibles para todo el mundo.

Hasta hace poco, la edición de vídeo solía requerir dos aspectos importantes: un ordenador potente, con la última generación de componentes como el procesador, la RAM o la tarjeta gráfica, y un programa de edición que por lo general exigía un curso de formación y que además tiene un precio elevado.

Sin embargo, no todo el mundo tiene la capacidad de tener un ordenador, en casa o en el trabajo, tan potente, ni el tiempo suficiente para aprender a utilizar los programas de edición tradicionales. Para todas esas personas, VideoProc es la herramienta de edición de vídeo que mejor se ajusta a sus necesidades, con una interfaz sencilla y varias opciones para editar, procesar, convertir, grabar y descargar archivos de vídeo. Además, ahora, para todos los lectores de Hipertextual, existe una suscripción gratuita de la versión 3.6 license.

Quizá la principal ventaja de VideoProc es que permite trabajar incluso con vídeos de resolución 4K sin ningún problema. La mayoría de programas exige un alto rendimiento del procesador y de la GPU, entorno al 90%, incluso llegando a bloquear el equipo por el calor emitido. VideoProc ha sido optimizado para únicamente utilizar un 40% de la GPU. Por supuesto, con estas cifras de rendimiento en vídeos tan exigentes como el 4K, la edición de vídeo en resolución 1080 o 720 es mucho más sencilla.

La segunda cualidad es su velocidad de procesamiento del vídeo. Mientras que programas más enfocado a profesionales como Premiere o Vegas Pro necesitan mucho tiempo en el proceso de renderizado, VideoPro alcanza una velocidad hasta 47 veces superior en el procesamiento de vídeo. Y todo ello sin afectar a la calidad del resultado.

Herramientas de edición

Si queremos probar VideoProc para editar un vídeo familiar, de amigos o incluso una pequeña presentación para la Universidad o el trabajo, veremos que es proceso extremadamente sencillo desde el principio.

Lo primero que tendremos que hacer es acceder a su página web y descargarnos el programa en función del sistema operativo de nuestro equipo. VideoProc es compatible con la mayor parte de los ordenadores comunes actuales con lo que en principio no deberíamos tener problema para ejecutarlo en nuestro ordenador.

Una vez nos descarguemos el programa y tengamos seleccionados los archivos de vídeo con los que queremos trabajar, podremos utilizar sus herramientas para que el resultado sea el mejor posible.

Por ejemplo, podremos realizar las más habituales como poder copiar y cortar fragmentos de vídeos, podremos unir, recortar una imagen para destacar una parte del vídeo o incluso añadir efectos. Pero no sólo eso sino que, para un resultado más profesional, VideoProc también incluye opciones de estabilización de vídeo, muy útiles para vídeos grabados con el teléfono móvil, corrección de ojos rojos, hacer GIFs o añadir marcas de agua.

Aquí tienes un pequeño tutorial sobre el uso del editor de vídeos VideoProc:

Si estás buscando un editor de vídeo que te ayude en tus tareas de edición de vídeo, VideoProc dispone de una versión gratuita para toda la audiencia de Hipertextual. VideoProc está disponible tanto para Windows como para MacOS.