Tu propia nube profesional donde guardar y compartir fotos y vídeos

La mayoría de hogares cuentan con dispositivos como smartphones, tablets, ordenadores personales o televisores inteligentes. Todos ellos con acceso a internet y preparados para reproducir contenido audiovisual como fotografías o vídeos.

Presentado por

¿Cómo guardar y acceder a tu contenido multimedia desde diferentes aparatos en nuestro domicilio u oficina? ¿Lo subimos a nubes como las de Google, Apple, Amazon o Dropbox? ¿Lo guardamos en discos ópticos, memorias SD o discos externos?

Hay una opción más práctica: guardarlos en casa, siempre accesibles desde cualquier dispositivo, con un servidor NAS personal.

La tecnología NAS tiene más de 30 años. En aquel entonces, muy pocos podían permitirse una computadora personal en su hogar, y ya ni hablamos de telefonía móvil. Lo mismo ocurría con los servidores.

Pero en la actualidad, poner en marcha tu propio servidor NAS es tan fácil como encender tu teléfono móvil o enchufar el televisor a la corriente.

Veamos cómo instalar un servidor NAS de Synology para guardar, gestionar y acceder a nuestra colección de fotos y vídeos desde cualquier dispositivo conectado en nuestro hogar.

¿Qué es un servidor NAS?

Tras las siglas NAS se esconde un dispositivo de almacenamiento conectado a la red. Su propósito es guardar y dar acceso a toda clase de archivos en una red local, si bien los servidores NAS actuales se pueden conectar a internet.

Para entendernos, se trata de un ordenador, con su propia CPU y memoria RAM, y que destaca porque permite insertar varios discos de almacenamiento, ya sean discos duros (HDD) o de estado sólido (SSD), multiplicando su capacidad de guardado en varios terabytes.

Synology ofrece en su catálogo dispositivos NAS para todos los públicos y para uso personal y profesional.

Puesta en marcha

Un dispositivo NAS viene preparado para conectar y funcionar. Eso sí, deberás adquirir una o más unidades de disco para colocar en sus ranuras correspondientes.

La capacidad y número de discos dependerá de tus necesidades. En cualquier caso, puedes ampliar su capacidad en el futuro sin perder los archivos que guardes en ese momento.

Una vez instalados los discos de almacenamiento en el dispositivo NAS, sólo tenemos que conectarlo a nuestro router vía cable Ethernet y a la corriente eléctrica como cualquier otro aparato o gadget.

A partir de aquí, tras encender por primera vez nuestro NAS, deberemos configurar unos cuantos aspectos de software.

Web Assistant y DiskStation Manager

Aunque depende de cada modelo, los servidores NAS de Synology se configuran desde cualquier navegador y ordenador o dispositivo conectado gracias a su Web Assistant.

Escribimos la dirección find.synology.com y nos aparecerá en pantalla el Asistente indicando el modelo de servidor NAS. Tras pulsar en Conectar, iniciará la instalación de DiskStation Manager, el software que nos ayudará a controlar el dispositivo.

Al finalizar, ya tendremos instalada y lista para funcionar nuestra propia nube donde guardar fotos y vídeos, con un entorno gráfico al estilo del escritorio de Windows.

Fotografías y vídeos

Aunque un servidor Synology NAS puede imponer a nivel de hardware, gestionarlo desde su DiskStation Manager es más fácil y cómodo de lo que podríamos pensar. Si nunca hemos tratado con esta tecnología, cuenta con aplicaciones dedicadas y accesibles desde el propio navegador o desde dispositivos móviles que hacen su gestión más sencilla.

Video Station será nuestra app más usada si queremos, por ejemplo, administrar todas las películas, programas de televisión y vídeos caseros en nuestro Synology NAS. Además, podemos mejorar los vídeos introduciendo carteles, subtítulos o cualquier tipo de información relacionada.

Por si eso fuera poco, es posible transmitir vídeos a diferentes dispositivos, como ordenadores, smartphones, reproductores multimedia y Smart TVs y disfrutar del contenido sin interrupciones. Todo ello eligiendo el grado de seguridad que deseemos: compartir abiertamente con alguien de confianza o regulando el acceso de los usuarios por ejemplo, a través de un código de cuatro dígitos.

Por último, con Video Station también tendremos a nuestra disposición Media Server con el que poder transmitir vídeos en nuestro Synology NAS en un formato compatible con DLNA en la misma red local, sin necesidad de instalar nada en nuestros dispositivos.

Y si, por otro lado, queremos acceder a tu colección de fotografías desde cualquier dispositivo, seamos un fotógrafo profesional o amateur, también está disponible la aplicación Photo Station, diseñada específicamente para administrar de manera eficiente el almacenamiento de imágenes, compartir carpetas y acceder a ellas desde cualquier parte. De esta manera, se puede realizar acciones como distribuir nuestras galerías de fotos a través de un enlace compartido seguro, con niveles de permiso personalizados, o bien añadir marcas de agua para identificar nuestras fotos.

Esto resulta particularmente útil si nos encontramos fuera de nuestra oficina o puesto de trabajo. Photo Station permite guardar las fotos en nuestro móvil mediante la carga manual y así, cuando lleguemos a una televisión u ordenador, poder proyectarlas. Es compatible con los principales sistemas operativos, iOS, Android y portátiles y tabletas con Windows 10. Además, no tendremos que preocuparnos por el espacio porque realiza copias de seguridad (manual o automáticas) para liberar espacio en nuestro dispositivo.

La gestión de Photo Station es muy sencilla desde las unidades locales de Synology NAS y admite todos los estándares de datos populares (XMO, Exif e IPTC) para que podamos visualizar, editar y buscar fácilmente tanto imágenes como galerías.

¿Necesitas más? Synology Moments es otra aplicación, que encontrarás en el Iniciador de aplicaciones, y que nos ayudará a visualizar fotos y vídeos desde tus dispositivos móviles compatibles con Android y iPhone/iPad.

Encontrarás más información sobre todo lo que ofrecen los servidores Synology NAS en su página oficial.