Las mejores fotografías de invierno, y trucos para hacer mejores capturas
Fotografía: National Geographic.
Presentado por stockunlimited

Las mejores fotografías de invierno, y trucos para hacer mejores capturas

15 de Diciembre de 2016, 10:49

El invierno ofrece algunos de los mejores paisajes para salir a disparar y poner en práctica algunos trucos para lograr fotografías tan bonitas como estas.

El invierno es, sin duda alguna, una de las estaciones del año más complicada para tomar buenas fotografías de forma fácil. La mayoría de paisajes están carentes de color, la temperatura es fría en el exterior y las horas de luz son pocas. Sin embargo, las decoraciones navideñas, los paisajes inhóspitos, el deshielo de las cumbres y el resplandor del sol cuando se deja ver es todo un espectáculo a los ojos de los fotógrafos profesionales. A continuación, los mejores trucos básicos para lograr los mejores resultados.

Si en lugar de hacerlas, porque no tenemos por ejemplo el equipo adecuado o el paisaje ideal, siempre podremos recurrir a bancos de imágenes como el de StockUnlimited, una opción que cuenta con un amplio y variado archivo de gráficos y fotografías que poder descargar.

HDR

Aunque los abusos que durante años se han practicado bajo el nombre HDR y su saturación de colores, nadie pone en duda que se trata de una de las mejores técnicas para exprimir el color y la luz de cada parte de un paisaje. HDR no es sinónimo de saturación extrema, sino, por definición, de alto rango dinámico, es decir, lograr que tanto las zonas más oscuras de una fotografía como las claras aparezcan bien expuestas.

Fotografía: National Geographic.
Fotografía: National Geographic.

Para ello, lo mejor es hacer uso del bracketing, con el que las cámaras realizan 3 fotos seguidas, pero variando la exposición. De manera manual la teoría es la misma, exponer y disparar. Exponer y disparar, hasta disponer de 3 fotos con distinta exposición. Luego, en el ordenador, cualquier software profesional de fotografía tiene funciones para combinarlas y lograr el efecto deseado.

Jugar con la apertura del objetivo y la velocidad de obturación

En la fotografía móvil, los desenfoques a lo réflex están más de moda que nunca. Y es que siempre ha estado presente en fotografía semiprofesional, y es uno los efectos más admirados por todos en las redes sociales. Para conseguir evadir un rostro o un objeto y dejan en segundo plano el ambiente en que se encuentra, basta con llevar la apertura al extremo del objetivo y voilá, la profundidad de campo que se gana es asombrosa.

Fotografía: National Geographic.
Fotografía: National Geographic.

En sentido opuesto a este, conforme se cierra la apertura, se logra, además de reducir la entrada de luz en el sensor, mayor distancia focal, aspecto clave para la fotografía de paisajes. Así se consigue que toda la imagen tenga el mismo enfoque, a diferencia de las diferencias de profundidad de retratos o macros con aperturas grandes. Para ello, es recomendable disparar con cifras como f8 por encima, ya que de otra manera no se consigue el efecto deseado. Para congelar ríos o cascadas, como se puede observar en la foto destacada, hay que jugar con tiempos de exposición largos cuando apliquemos la velocidad al obturador, que dan el mismo efecto que las líneas que describe el tráfico en movimiento en una ciudad.

Por último, no por ello menos relevante, hay que señalar que si aún no se posee la cámara, la mejor elección posible es optar por modelos con sensor grande, que no de 4/3, ya que de ser al contrario, la luz obtenida será menor, lo que perjudicaría en tomas de baja luz o con mucho contraste. Podéis usar fotografías tomadas por cámaras con sensor grande en StockUnlimited.

Adquirir objetivos adecuados para el tipo de fotografía que queremos lograr

Grandes desenfoques a personas, objetos y animales o grandes paisajes. Son dos tipos de fotografía que se pueden lograr con objetivos básicos, pero para hacerlas realmente bien es aconsejable invertir algo de dinero en equipo adecuado, que sin suponer un desembolso desproporcionado, ofrecerá resultados exponencialmente superiores.

Fotografía: National Geographic.
Fotografía: National Geographic.

Para el primer tipo, retratos y desenfoques adecuados, los objetivos de focal fija 50 milímetros con f1.8 de apertura dan una calidad excepcional. Si se reduce esa cifra, la calidad y la profundidad de campo aumentan, por supuesto, pero dejan de ser un gasto asumible por aficionados. Para fotografías de paisajes amplios, resulta asequible adquirir un angular fijo de 35 milímetros, que captará más espacio que el de 50 milímetros y, pese a reducir la distancia focal, no distorsiona los bordes como otros hacen a partir de esa cifra.

Fotografía: National Geographic.
Fotografía: National Geographic.

Para conseguir fotografías decentes sin ir a objetivos tan "específicos", otros del tipo 18-105 también son adecuados y más versátiles, pero irremediablemente se perderá nitidez y, en otras escenas, como por ejemplo nocturnas, obtención de luz.

Experimentar con la composición

Fotografía: National Geographic.
Fotografía: National Geographic.

Para fotografía de paisaje, el consejo siempre es capturar sin moverse, preferiblemente con trípode, circunstancia obligatoria cuando cae el sol, al usar, como hemos aconsejado, aperturas muy reducidas. Sin embargo, en una estación como el invierno, donde todo menos los copos de nieve están en movimiento, el mejor consejo posible al fotógrafo que está empezando es que se mueva y se mueva sin parar, buscando siempre componer con el entorno. Un ejemplo puede ser seguir las líneas del propio medio, como las que forman las sumas de los árboles o los senderos que se pierden en el horizonte.

Con la lluvia y la crecida de los ríos, atender a los reflejos presentes en el agua es uno de los recursos más comunes y bellos que se pueden lograr fácilmente, tanto en zonas rurales como en núcleos urbanos. De igual manera, el contacto de la luz con la nieve de los árboles también produce a menudo tomas de gran belleza. No sólo se trata de componer con buena exposición, sino por ejemplo, de captar rayos de luz penetrando en ellas o de aprovechar los destellos de luz en la lente para que las tonalidades blancas resalten incluso más. Existen buenos ejemplos de este tipo de fotografías en StockUnlimited.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte la mejor experiencia y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias de navegación. Si sigues navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR