La historia de la fábrica de Cornellá que crea los motores de los trenes más rápidos

La fábrica de Siemens en Cornellá, con cien años de historia, exporta motores y convertidores para algunos de los trenes más avanzados del mundo. Para lograrlo, la digitalización ha sido un factor clave.

Presentado por

Lo primero en lo que uno se fija cuando entra en la fábrica que tiene Siemens en Cornellá es en la perfecta unión entre lo clásico y lo moderno. Por fuera, mantiene la estructura casi original de la fábrica original, de primeros años del siglo XX, pero por dentro cuenta con las tecnologías más avanzadas para desarrollar motores de tracción, convertidores y señalización ferroviaria a algunos de los trenes más rápidos del mundo.

Su construcción en 1910 supuso todo un hito en la historia de Barcelona y de España. La fábrica reunía a la perfección la tradición española encabezada por Luis Muntadas, con el conocimiento y la cultura empresarial de Siemens. A lo largo de los siguientes años, pasó por diferentes periodos, guerras, crisis industriales o el cambio del modelo de negocio. Es en el año 1984 cuando la fábrica se especializa y suministra un total de 490 máquinas, entre motores y generadores, con una potencia total de 135.000 kW para la Central Nuclear de Trillo. A partir de ese momento, se consolida como una fábrica de motores y otros componentes relacionados.

Desde entonces, se ha convertido en el lugar del que han salido algunos de los motores y convertidores de los trenes más rápidos que recorren las vías europeas e incluso internacionales. Desde los trenes más conocidos, como el AVE que une Madrid – Zaragoza- Barcelona o el ICE alemán, hasta la reciente producción de 66 convertidores de tracción para 33 locomotoras de China State Railways.

La digitalización, el factor clave

Durante los cien años de historia, la fábrica de Cornellá ha pasado por varios procesos de transformación de su modelo de negocio en función de los cambios de las necesidades de los usuarios. La más reciente ha sido la digitalización, principalmente de los diseños de los productos y las líneas de fabricación de planta.

Dos de las herramientas que han ayudado al proceso de digitalización han sido Teamcenter y NX, ambas desarrolladas por Siemens, que son capaces de cubrir todo el proceso desde el diseño de las piezas a la fabricación, y pasando por la transmisión de las órdenes necesarias para que el producto final sea perfecto.

Por otro lado, SIMATIC IT ha contribuido a mejorar la automatización de los procesos de fabricación y ponerlos a disposición de los operarios a través de dispositivos móviles, eliminando la necesidad de utilizar papeles.