El papel clave de las Smart TV como centro multimedia en casa

La televisión ha vivido horas bajas, pero gracias a dotación de inteligencia a las mismas, las Smart TVs, vuelve al lugar que tienen que ocupar, ser el centro multimedia de la casa.

Presentado por
samsung_logo

Durante años, la gestión de contenidos multimedia de un hogar ha sido un proceso muy tedioso, aburrido, largo y complicado para la mayoría de gente. Lo que el usuario medio hacía era descargar contenidos, esperar un tiempo determinado, y luego venía lo peor. Había que buscar la manera de convertir archivos a formatos que nuestro reproductor entendiese, para más tarde, copiar o grabar.

La llegada de Internet a la televisión ha cambiado todos estos pasos, y vamos a repasar cómo se han sustituido y cómo el usuario ha ganado en comodidad centralizando gran parte del entretenimiento en la Smart TV, dejando cada vez más lejos a los ordenadores.

El ecosistema como clave del hogar multimedia

Nuestro hogar ya no se puede entender si el ecosistema que forman todos nuestros dispositivos, desde smartphones a tablets, pasando por wearables como el Samsung Gear S2. Todos ellos son protagonistas en otorgar a la televisión el lugar que merece, la centralidad de todo. Siguiendo con lo que comentaba al principio, durante el nacimiento de la revolución del smartphone moderno, dejamos de consumir contenidos en la TV de forma masiva, fenómeno también muy apoyado por el nacimiento de la tablet. Ahora, gracias a los avances de los televisores, volvemos a ella.

La interconectividad que hay con todos los dispositivos es lo que produce ese hecho. Por ejemplo, los smartphones y tablets Samsung permiten hacer Screen mirroring a sus propios televisores, es decir, clonar la imagen del smartphone y reflejarla en la TV. Y hay que decir que, pese a ser transmisión inalámbrica, la latencia es minúscula. Podemos ver vídeos, jugar, navegar o leer en la TV, y es algo muy útil, pues hay situaciones en las que, pese a contar con pantallas de 5 ó 10 pulgadas, echamos de menos una pantalla de gran tamaño.

En ese momento vamos a los ajustes rápidos (parte superior de nuestro terminal) y seleccionamos Screen Mirroring o Quick Connect, que pregunta por el dispositivo receptor. Seleccionamos nuestra TV. A partir de ese momento veremos todo lo que aparezca en nuestra pantalla también reflejado en la pantalla de la TV.

Contenidos en la TV enviados con el smartphone

De igual manera, cuando estemos viendo aplicaciones que lo soporten, podemos activar un modo para enviar contenidos que estemos reproduciendo en los terminales en la TV, como es la reproducción de vídeo con la app de Vídeos y la galería de fotos. Esto, gracias a ser universal, también está soportado por apps como YouTube, en cuyo caso se abre la aplicación en la Smart TV, que por otra parte se puede manejar de manera autónoma.

Si no contamos con buena conexión Wi-Fi, también cable la posibilidad de hacer uso de cables MHL-HDMI con los que conectar el teléfono directamente a la pantalla. El resultado es similar, y dado que no depende de la red, no hay latencia.

Multiroom

También forman parte de este ecosistema los altavoces Samsung Wireless Audio Multiroom, que se pueden enlazar con televisiones, smartphones y tablets. Durante su funcionamiento, podemos elegir distintos modos de funcionamiento, como Party Play, que hace que todos los altavoces de la casa reproduzcan la misma canción simultáneamente, Zone Play, que reproduce canciones por habitaciones o distintas zonas de la casa, y Single Play, para reproducciones de un sólo dispositivo, activable y compatible con NFC.

La Smart TV como realidad autónoma

Las S-UDH de Samsung son sus televisores flagship, y su apagado por zonas hace los negros muy puros.
Los SUDH de Samsung son sus televisores flagship, y su apagado por zonas hace los negros muy puros.

Por otro lado, y ya con autonomía, nuestra Smart TV también puede ser un centro de juegos gracias a la tienda de aplicaciones, y el dispositivo desde el que visitemos webs por Internet, gracias al navegador integrado totalmente compatible con los estándares webs más importantes. Gracias a los procesadores quad u octa core de los SUHD de Samsung y a su soporte de ratones y teclados externos, la experiencia es muy similar a navegar en un PC tradicional. También contamos con aplicaciones de redes sociales, como Facebook o Twitter, y del tiempo, como Accuweather, con las que tener un vistazo rápido de qué está pasando a nuestro alrededor.