Presentado por
Futuro

Los pagos móviles se estandarizan con Samsung Pay

5/03/17 - 18:45

Samsung Galaxy A5 (2017) sigue la linea de su antecesor y lleva el pago móvil a la gama media con la inclusión de Samsung Pay, uno de los sistemas de pagos más avanzados en la actualidad.

Los pagos móviles se estandarizan con Samsung Pay

En occidente, los pagos móviles no parecían cuajar. Pero entonces llegaron Samsung y Apple para afianzar una tendencia emergente. Fue en 2014 y 2015, cuando llegaron Apple Pay y Samsung Pay junto a los iPhone 6 y Samsung Galaxy S6 respectivamente. El progresivo asentamiento de la tecnología era ya inevitable.

Samsung Galaxy A5 (2017) con Samsung Pay acerca el pago móvil a las masas.Pero, a diferencia de otras tecnologías como el 4G LTE, la expansión de la tecnología a las gamas inferiores ha sido muy escasa. Al menos hasta la llegada de teléfonos como el Samsung Galaxy A5 (2017), que sigue la linea de su antecesor e introduce el sistema de pagos móviles Samsung Pay en la gama media y expande el público potencial de pagos móviles.

El sistema de pagos Samsung Pay, además, es superior a las principales soluciones de pagos móviles que fabricantes y bancos ofrecen actualmente a sus clientes. Además de la tecnología NFC y medidas de seguridad sostenidas por Knox -no disponible en España-, los teléfonos compatibles con Samsung Pay cuentan en su interior con un sistema capaz de emular las bandas magnéticas de las tarjetas de crédito y débito tradicionales.

Este sistema, conocido como MST (Magnetic Secure Transmission) -no disponible en España, permite al usuario realizar pagos con su teléfono móvil incluso en aquellos terminales de venta (TPV) que carezcan de tecnología NFC. La inclusión de este sistema asegura, por lo tanto, la compatibilidad de Samsung Pay con terminales de venta más antiguos que solo soporten tarjetas con banda magnética, algo que otros sistemas desarrollados por fabricantes y bancos no pueden ofrecer.

A esta dualidad de tecnologías, Samsung suma un lector de huellas dactilares que elimina barreras al tiempo que agrega una capa de seguridad extra: nadie podrá pagar si su huella dactilar no está registrada en el teléfono móvil. Asimismo, los sistemas de protección Knox aseguran que todo transcurre de forma segura: los datos bancarios no quedan expuestos en ningún momento.

Samsung Pay es, probablemente, el sistema de pagos móviles más avanzado del momento.

En España, además, la gran mayoría de los comercios cuentan con terminales de venta (TPV) compatibles con los sistemas de pago móvil, facilitando la penetración de esta nueva tecnología de forma masiva.

Por el momento, el sistema Samsung Pay es compatible con las tarjetas de crédito y débito emitidas por Caixabank, Imaginbank, Banco Sabadell y Abanca. El proceso de configuración es extremadamente sencillo, casi tanto como su uso: desliza hacia arriba en la pantalla de bloqueo y tendrás todas las tarjetas disponibles, incluso permite fidelizar a los consumidores registrar y digitalizar sus programas de puntos favoritos.