Serie Samsung Galaxy S20, con conectividad 5G

Las claves del 5G en la serie Galaxy S20

Tras cerca de una década en desarrollo, la próxima gran generación de redes de telecomunicaciones ya está aquí. Repasamos cuales son las principales claves del 5G y sus implicaciones reales sobre tu próximo smartphone.

Presentado por

Aunque los primeros adelantados con 5G ya pisaron la calle el pasado año, en 2020 aterriza una generación de móviles con tecnología más avanzada y sólida. El último estándar de conectividad significa mucho más que descargas más rápidas, y abre la puerta a todo un nuevo mundo de posibilidades en la palma de tu mano.

En analogía con las redes por cable tradicionales, la llegada del 5G es el salto del par de cobre a la experiencia de fibra óptica, ahora en tu móvil. Una conexión más veloz, pero también más robusta y adaptable a todo tipo de usos. Usuarios, entretenimiento, industria y ciudad reciben ahora una conectividad más versátil y flexible que nunca.

Mucho más que velocidad

El 5G va más allá de una mejora puntual sobre el 4G, y como tal evolucionará durante los próximos años para ampliar sus capacidades. Las principales características en torno a las que gira este nuevo estándar de conectividad soportado por Galaxy S20, Galaxy S20+ y Galaxy S20 Ultra es, hoy por hoy, un pacto de mínimos con las siguientes métricas:

  • Conexiones mucho más veloces y de hasta 20 Gbps en descarga y 10 Gbps en subida por celda –a nivel de antena–, que garanticen velocidades de un mínimo de 100 y 50 Mbps individualmente a cada usuario.

  • Latencias mínimas, que serán inferiores a los 4 ms en la nueva banda ancha móvil mejorada –eMBB– e incluso a 1 ms en las comunicaciones ultraconfiables de baja latencia –URLLC–.

  • Alta concentración de usuarios, soportando al menos un millón de conexiones por kilómetro cuadrado.

  • Más velocidad, también a mayor velocidad. Se consigue estabilidad en la conexión en desplazamientos hasta 500 km/h. Como referencia, la Serie 103 del AVE, los trenes más rápidos en funcionamiento en España, circulan a un máximo de 350 km/h.

Representación de redes 5G en una ciudad
Samsung

Por supuesto, hay otras muchas novedades que llegan con el 5G, como mayor eficiencia –energética y espectral, con más datos por cada vatio y hercio (Hz) en uso–, fiabilidad de hasta el 99,9999 % y por supuesto un mayor ancho de banda, que despliegan una mayor capacidad y flexibilidad inalámbrica.

Sobre el 5G se dan la mano usos tan diversos como el streaming a alta resolución y la conducción autónoma, desde el rendimiento puro y duro a la utilización de herramientas de alta precisión y respuesta. El 5G es adaptable, y actúa a modo de paraguas único bajo el que nuevos usos serán posibles.

5G NSA y SA, nuevas frecuencias y más

La era del 5G se abre paso gracias a un gran despliegue de redes de nueva generación, pero no hace falta esperar hasta que este esté completo para hacer uso de estas nuevas redes. El 5G se compone de dos grandes bloques de equipamiento: las antenas –5G New Radio o NR– y el denominado 'core', la red e infraestructura que opera detrás.

Módem 5G Samsung Exynos 5123
Samsung

Es ahí donde entra el más primitivo 5G Non-Standalone o NSA, que permite establecer conexión mediante ondas 5G, aunque esté respaldado por la infraestructura ya existente del 4G LTE que le precede. Los últimos dispositivos Samsung son compatibles con ellas, así como con las redes 5G Standalone o SA, más modernas y, estas ya sí, completamente equipadas para la nueva generación. La serie Galaxy S20 soporta tanto las redes 5G NSA como las SA.

Con el 5G se consigue por primera vez implementar una nueva generación de conectividad móvil sobre el espectro de la predecesora. En este sentido, Dynamic Spectrum Sharing –DSS– permite utilizar las mismas regiones del espectro ya en uso por el 4G para dar soporte 5G y hacerlo de forma 'casi' simultánea, variando la tecnología tras la señal según la demanda y hacerlo hasta mil veces por segundo. Esta característica facilita la adopción del 5G, reduciendo su coste.

5G NR abre también nuevas puertas a un mayor espectro. New Radio es la suma de dos grandes regiones. La señal más tradicional es de longitud de onda amplia, con mayor penetración y alcance en la llamada Sub-6, que se extiende hasta los 6 GHz. Una nueva región, mmWave, se caracteriza por una longitud de onda más corta –del orden de un milímetro–, con alcance más limitado, pero con mucha mayor capacidad y velocidades más altas, útil en entornos de gran densidad como centros urbanos.

Nuevas experiencias

Llega una velocidad sin precedentes, que puede ahora permitir que descargues una temporada completa de tu serie favorita en tan solo segundos e instalar nuevas aplicaciones en un instante. Pero además, con los primeros móviles 5G despegan nuevos usos y experiencias hasta ahora impensables en movilidad.

Samsung Galaxy Note 10
Hipertextual

Uno de ellos es el juego online con latencias a efectos instantáneas, que permiten disfrutar fuera de casa de los títulos de acción y FPS, como PUBG o Fortnite, como si estuvieras conectado al router de casa mediante cable. Gran potencia, bajas latencias y altas tasas de refresco se unen en la serie Galaxy S20, cuyas pantallas alcanzan los 120 Hz para satisfacer las siempre crecientes necesidades del mundo gaming.

Llegan además servicios de juego en la nube, como Hatch, creado con el 5G en mente, o Google Stadia, compatible con varias generaciones de los mejores móviles Samsung.

Y no hay que olvidar las aplicaciones de realidad virtual y aumentada, otro de los grandes horizontes en la forma de experimentar el entorno que nos rodea de una forma visual, que se beneficiará de redes más potentes y reactivas.

Preparados para el futuro

Ya en 2019 vieron la luz los primeros dispositivos con esta conectividad. Galaxy S10 5G +, Galaxy Note 10 y Galaxy Note 10+ 5G equipaban un adelantado chip propio de Samsung, pero también Galaxy A90 5G e incluso Galaxy Fold recibían 5G NSA a bordo.

Serie Samsung Galaxy S20
Samsung

Samsung distribuyó el pasado año 6,7 millones de móviles 5G, lo que supuso más de la mitad de este mercado global. Esto es, según la firma de análisis Counterpoint, el equivalente a cerca de tres de cada cuatro móviles 5G en Estados Unidos. En el caso de España, son nueve de cada diez. Los dispositivos 5G supusieron cerca del 1% del total distribuidos en 2019, aunque se espera que esa cifra se multiplique por 18 en 2020.

Los nuevos Galaxy S20, S20+ y S20 Ultra aterrizan con mejoras claras en rendimiento y eficiencia, con el procesador Exynos 990 acompañado del último módem Exynos 5123, que añade soporte a las completas redes 5G SA. En Galaxy S20+ y Galaxy S20 Ultra se incluye además soporte mmWave, en adición a las bandas Sub-6, por lo que pueden alcanzarse velocidades mucho más altas.

El 5G se prepara para despegar en 2020 y la serie Galaxy S20 5G ya es totalmente capaz de aprovechar las grandes ventajas que esta nueva generación de conectividad nos proporciona y están, además, preparados para el futuro.