spotlight

Los datos y las anécdotas más interesantes sobre ‘Spotlight’

Estas son las curiosidades que se esconden tras la oscarizada y polémica película Spotlight, la cual se estrena este viernes, día 28, a las 22 horas en Movistar Estrenos.

Presentado por
movistar_plus_nuevo_logo

Pese a todos los defectos y las miserias que uno pueda encontrar en el mundo del periodismo y de los medios de comunicación, sobre los que muchos claman que están de capa caída, lo cierto es que en gran cantidad de ocasiones han sido los profesionales de la prensa los que han sacado a la luz hechos que, por su gravedad e importancia, se han convertido en escándalos tremendos cuya revelación ha ocasionado inesperadas consecuencias. El caso más conocido es el Watergate, investigado por Carl Bernstein y Bob Woodward para el Washington Post, con Garganta Profunda como enigmático informante, si bien hoy sabemos que se trataba de W. Mark Felt, director adjunto del FBI durante la presidencia de Richard Nixon.

Pero este caso no es el único, y si la investigación del Watergate contó con su adaptación al cine, All the President’s Men (Alan J. Pakula, 1976), las turbadoras pesquisas que un entregado equipo de periodistas del Boston Globe realizó sobre la pederastia en la Iglesia Católica de Massachusetts, publicando la información en 2002, no merecía menos, y Spotlight, dirigida por Tom McCarthy y que se emite en Movistar+ a partir de esta noche, es el resultado. Y, como no podía ser de otra manera, el proceso de elaboración del filme tuvo sus anécdotas y datos interesantes. Por ejemplo, que su guion, escrito en 2013 por Josh Singer y el propio McCarthy al alimón, permaneció en The Black List, donde se exhiben los materiales que aún no han sido producidos en busca de ello.

spotlight
'Spotlight' - Open Road Films, Participant Media, First Look, Anonymous Content, Rocklin, Faust

Hay voces que han considerado a Spotlight un ataque a la Iglesia Católica. Pero Singer, para que no hubiera confusiones o curarse en salud, explicó en una entrevista lo siguiente: “Esta historia no es sobre la exposición de la Iglesia Católica. No estábamos en una misión para sacudir la fe de la gente. De hecho, Tom proviene de una familia católica. El motivo era contar la historia con precisión mientras se muestra el poder de la sala de redacción, algo que ha desaparecido en gran medida en la actualidad. Esta historia es importante. El periodismo es importante, y hay un mensaje más profundo en la historia”.

McCarthy ha desarrollado una carrera de actor antes de ponerse tras las cámaras, y una de sus interpretaciones más recordadas es, precisamente, la del ambicioso periodista Scott Templeton, del Baltimore Sun, en la última temporada de la reputadísima serie The Wire (David Simon, 2002-2008), y esta experiencia le sirvió sin duda, no sólo para despertar su interés por la adaptación de la historia de Spotlight, sino también para abordarla hasta los créditos.

Antes de que comenzase la producción, invitó al equipo a visionar The Insider (Michael Mann, 1999), The Veredict (Sidney Lumet, 1982) y, claro, All the President’s Men para que comprendiesen lo que se proponía lograr con este proyecto. El Boston Globe les echó una mano asesorándoles acerca de diversos aspectos de la película para que se pareciese lo máximo posible a la historia real y su ambientación, incluyendo el diseño de vestuario y hasta durante el mismísimo casting, y buena parte del rodaje tuvo lugar en las oficinas del periódico ubicadas en Dorchester.

spotlight
Rodaje de 'Spotlight' - Open Road Films, Participant Media, First Look, Anonymous Content, Rocklin, Faust

Como detalle de diseño, Millar es la tipografía de los títulos y de los créditos del filme, exactamente la misma que usa el Boston Globe tanto en sus textos como en las cabeceras de su edición, una muestra de grata coherencia en la producción de Spotlight para los aspectos referenciales.

Otra de las curiosidades de la película, colateral, es que hasta siete de sus actores han participado en la reciente ola de cine sobre superhéroes: Michael Keaton fue Batman en la película homónima de Tim Burton (1989) y su secuela, Batman vuelve (Burton, 1992); Liev Schreiber fue Victor Creed en X-Men Origins: Wolverine (Gavin Hood, 2009); Stanley Tucci, el doctor Abraham Erskineen en Captain America: The First Avenger (Joe Johnston, 2011); Mark Ruffalo, el doctor Bruce Banner o Hulk en varias del Universo Cinematográfico de Marvel desde 2012; John Slattery, Howard Stark en Ant-Man (Peyton Reed, 2015); y Rachel McAdams, Christine Palmer en Doctor Strange (Scott Derrickson, 2016).

Da la casualidad, por otro lado, de que Ben Bradlee, miembro de la unidad de investigación del Boston Globe al que encarna Slattery, es hijo del editor del Washington Post que supervisó las publicaciones de Bernstein y Woodward sobre el Watergate. Y Keaton se dedicó a analizar la interpretación de Jason Robards como Ben Bradlee Sr. en All the President’s Men; y se empeñó en tratar personalmente con Walter Robinson, que dirigió la mencionada investigación sobre la pederastia eclesial en la archidiócesis de Boston, incluso trasladándose a un lugar cercano a su residencia, para conseguir imitarle lo mejor posible: nadie puede decir que Keaton no se tomó en serio su caracterización.

spotlight
Los actores junto a las personas reales a la que encarnaron en 'Spotlight', y Tom McCarthy y Josh Singer - HollywoodReporter.com

Pero lo cierto es, en realidad, que todo el equipo artístico de la película estuvo reuniéndose con de forma repetida durante meses con los miembros de Spotlight, pues así se llama la unidad de investigación del Boston Globe, y también con las víctimas de los abusos sexuales, con letrados, jueces y sacerdotes, todo ello para buscar “todas las perspectivas posibles” según McCarthy.

Además, si el equipo de periodistas del Boston Goble, con Robinson a la cabeza, fue galardonado con un Pulitzer en 2003 por el servicio público que supuso su investigación, Spotlight se hizo con la estatuilla al Mejor Guion durante la ceremonia de los Oscar para los filmes realizados en 2015, igual que lo consiguió All the President’s Men precisamente en la entrega para la hornada cinematográfica de 1976. También la de Mejor Película, un motivo más para sentarse a verla cuando la estrenen en Movistar+.