Motorola One Vision: una cámara con un modo noche increíble en un gama media

Motorola renueva su dispositivo con Android One y añade una cámara que está a la altura de muchos teléfonos de gama alta. El resultado es un teléfono muy completo a un precio más que asequible.

Presentado por

Cuando hablamos de un terminal de gama media, habitualmente se escucha la frase: “bueno, por el precio que tiene, no se puede pedir más”. Sin embargo, con el Motorola One Vision, veremos que sí se puede pedir.

Motorola ha presentado la renovación de su Motorola One. Un teléfono que, en general, ofrece grandes prestaciones por un precio reducido. Entre todos los apartados, posiblemente en el que más destaque sea una cámara a muy alto nivel, con resultados muy buenos incluso en escenarios en los que muchas cámaras de teléfonos de gama alta, no son capaces de cumplir expectativas.

Pero empecemos por el principio, de lo general a lo particular. En el apartado estético, el Motorola One Vision no cambia demasiado el diseño con respecto al modelo anterior.

Un diseño que, por otra parte, ya era muy cuidado y elegante gracias a su construcción con bordes redondeados y cristal de precisión artesanal Corning Gorilla para un agarre firme incluso en una sóla mano. Ahora estamos también ante un terminal con peso muy reducido, gracias a su grosor de únicamente 8,7 mm y 180 gramos de peso.

En la parte frontal, lo más característico es la desaparición del notch, tan utilizado en el pasado, y la sustitución por la perforación de la cámara. Con este cambio, el teléfono pasa a ser un “todo pantalla” de 6,3”, con formato 21:9 y con un panel Full HD. Gracias a este diseño, el teléfono ofrece una experiencia visual óptima sin apenas aumentar las medidas del terminal.

En su interior, el Motorola One Vision se mueve con un procesador Exynos 9609 octacore a 2,2 GHz con lo que no tendrá problemas en la ejecución de cualquier aplicación o videojuego.

En cuanto a sistema operativo, Motorola vuelve a confiar en Android One, una versión más pura de Android que también contribuye a una navegación más fluida.

En lo referente a la batería, Motorola sigue ofreciendo a los usuarios una carga rápida realmente buena mediante la cual, podrás obtener hasta siete horas de uso únicamente tras 15 minutos de carga. El tiempo que necesitas para comer o darte una ducha antes de salir de casa.

Cámara: ¿quién dijo gama media?

Cuando una persona se compra un teléfono de 1.000 euros, espera un mínimo de su cámara pero: ¿cuándo paga 300 euros? También. Y el Motorola One Vision es un claro ejemplo.

Donde una cámara da realmente la nota es en situaciones de baja luz. Cuando la luz es buena, no es complicado sacar fotografías decentes. Es en escenarios oscuros donde la mayoría de los smartphones no son capaces de compensar la falta de luz y las imágenes que toman son bastante oscuras. En el caso de Motorola One Vision no ocurre eso gracias a su Modo Noche y su visión nocturna.

La cámara del Motorola incorpora la novedosa tecnología Quad Pixel, que combina cuatro sub píxeles en un píxel de 1,6 con los que son capaces de capturar más luz. Esto sumado al sensor de 48 megapíxeles ofrece fotos de una gran nitidez, con brillo mejorado y con menor ruido en la imagen.

En la cámara frontal, sumamos la tecnología Quad Pixel al sensor de 25 MP con el que obtener selfies de gran calidad incluso en condiciones de poca luz.

Si lo que queremos es grabar vídeos con sujetos en movimiento, la estabilización óptica juega un papel importantísimo, reduciendo el desenfoque causado por el temblor en las manos o movimientos accidentales.

Y tras todas estas características, llega lo mejor de todo: el precio. El Motorola One Vision se encuentra a un precio de venta al público de 299 euros. Una opción más que a tener en cuenta por todas las personas que aspiran a un gran teléfono pero que no quieren gastar mucho dinero.