¿Puede el aire acondicionado ayudar a combatir virus y bacterias?

Cada vez somos más conscientes de cómo a través del aire viajan virus, bacterias y alérgenos que pueden ayudar en buena medida a la proliferación de afecciones como la alergia o el asma.

Presentado por

La situación que vivimos actualmente nos ha hecho más conscientes de los riesgos invisibles que acechan constantemente nuestra salud. Aunque siempre ha sido así, cada vez nos damos más cuenta de cómo a través del aire viajan virus, bacterias y alérgenos que pueden ayudar en buena medida a la proliferación de afecciones como la alergia o el asma.

Una de las herramientas que nos pueden ayudar a combatir esta amenaza es el aire acondicionado. Así es: un buen aire acondicionado regula la temperatura de nuestra casa para que nos sintamos más cómodos, pero también puede combatir los virus y las bacterias en el hogar. Concretamente, son los mecanismos de filtrado de los sistemas de aire acondicionado los encargados de combatir las partículas contaminantes presentes en el ambiente.

Los filtros suelen estar compuestos por una rejilla por la que entra el aire de la estancia y que retiene microrganismos que pueden resultar perjudiciales para la salud antes de expulsar el aire purificado. Su correcto mantenimiento —se recomienda limpiar el filtro del aire acondicionado mínimo dos veces al año— nos asegura que tendrá un óptimo desempeño para capturar los alérgenos, virus y bacterias presentes en el ambiente.

Un buen aire acondicionado regula la temperatura de nuestra casa pero también ayuda a combatir los virus y las bacterias en el hogar.

La variedad de filtros —y de sistemas de aire acondicionado, por extensión— es notable: hay filtros de nailon, filtros metálicos, de carbón activo especialmente diseñados para atrapar micropartículas. La última revolución tecnológica en el sector son los filtros de plasma, que purifican el aire de una manera considerablemente más eficaz que sus predecesores. En este último grupo, destaca el filtro Plasma Quad Plus de Mitsubishi Electric.

De acuerdo con las pruebas de laboratorio de este modelo, realizadas por expertos del Sendai Medical Center de Japón, la tecnología de este filtro posibilita que neutralice el 99% de los virus en apenas una hora y el 99% de las bacterias en menos de dos. Además, elimina el 98% de elementos alérgenos como el polen, captura el 99% de las partículas en suspensión de menos de 2,5 micras —hablamos de partículas hasta 30 veces más pequeñas que el ancho de un cabello humano— y elimina malos olores en la estancia.

La efectividad del filtro de aire acondicionado Plasma Quad Plus tiene que ver con su avanzada tecnología. Este filtro integra en su interior un electrodo de plasma que crea una cortina eléctrica que en lugar de limitarse recogerlos, neutraliza virus, bacterias, alérgenos y otras partículas nocivas que circulan por el aire. Esta corriente en el interior del aire acondicionado genera plasma —que da carga a las partículas contaminantes, lo que permite eliminarlas— y ozono, que contribuye para acabar con estos microrganismos y mejorar notablemente la calidad del aire.

El filtro Plasma Quad Plus de Mitsubishi Electric neutralice el 99% de los virus en apenas una hora y el 99% de las bacterias en menos de dos.

Este incremento en la calidad del aire del hogar supone una mejora en la salud respiratoria y ayuda a reducir problemas de salud en el corto y en el medio plazo. En este sentido, desde la Sociedad Española de Alergología y Inmunología Clínica (SEAIC) avalan el filtro Plasma Quad Plus de Mitsubishi Electric por su contribución en el control de los síntomas de alergias o de afecciones asmáticas, ya que reduce hasta el 97% la exposición a virus, bacterias y partículas alergénicas.

De la misma manera, el incremento de la calidad del aire favorece la eliminación de toxinas que se acumulan en el organismo, además de que influye positivamente en nuestro estado de ánimo y ayuda a mitigar la ansiedad y el estrés. Las ventajas no terminan aquí: respirar un aire limpio mientras dormimos contribuye a la calidad de nuestro sueño y ayuda a que descansemos mejor.