Huawei G8. Fotografía: Hipertextual

Huawei, el fabricante con más proyección de los últimos años se ha convertido en un referente, y vemos en su GX8 una serie de detalles dignos de un terminal de gama alta. El fabricante chino se ha ganado el respeto en el mercado de la telefonía móvil entre otras cosas por los diseños tan cuidados que nos ha presentado en ésta última época. En el GX8 encontramos rasgos de su hermano mayor, el Mate 8, y esto se agradece, ya que es uno de los terminales más bonitos y mejor construidos actualmente.

Lo más destacable de su diseño, los marcos prácticamente inapreciablesCuando tomamos en la mano el GX8, la primera sensación que nos transmite es la de ser un terminal de gama alta. Materiales de calidad, pantalla ligeramente curvada para proporcionar una sensación al tacto excelente, y lo que más destacaría de su diseño, los marcos, prácticamente inapreciables.

En la parte trasera del GX8 se esconde quizás uno de los puntos clave del GX8, su sensor de huellas, el mismo que incorpora el Mate 8. No hace falta casi presentación, es instantáneo, de los mejores del mercado, y además ofrece otras funciones como la posibilidad de tomarnos una auto-foto, bajar la cortina de notificaciones y poder interactuar con el terminal de una forma diferente.

Huawei GX8. Fotografía: Hipertextual

Huawei GX8. Fotografía: Hipertextual

La combinación de la enorme pantalla del GX8 con sus altavoces hacen de este un terminal prácticamente perfecto para consumir contenido multimedia. Tamaño generoso, calidad del panel realmente buena y un sonido excelente son los culpables.

La lente de la cámara tiene un recubrimiento de cristal de zafiroSaca tu GX8 del bolsillo, pulsa dos veces el botón de volumen, apunta y listo, en aproximadamente 1,3 segundos tendrás una fotografía excelente. Esta es una de las características de la cámara del GX8, pero no se queda ahí. La calidad de las fotografías son excelentes en prácticamente todas las condiciones, a simple vista, no nos atreveríamos a decir que es una cámara de un terminal de gama media. Además, Huawei no se ha olvidado de la cámara frontal que tan de moda está para hacernos selfies, con su gran angular ninguno de nuestros amigos se quedará fuera de la imagen cuando nos hagamos una auto-foto.

Donde ya nos damos cuenta del sumo cuidado que han puesto desde Huawei en este terminal es en el recubrimiento utilizado para la lente de la cámara, nada menos que cristal de zafiro, de este modo no tendremos que preocuparnos cuando apoyemos el móvil en cualquier superficie.

Huawei GX8. Fotografía: Hipertextual

Huawei GX8. Fotografía: Hipertextual

Ahora sí, hablemos de la experiencia que he tenido con el GX8 durante estos días. Primero que todo pongámonos en contexto, el GX8 cuenta con un Snapdragon 615, de ocho núcleos, y 3 GB de memoria RAM, según la opción de almacenamiento que escojamos. Además de esto, desde Huawei han creído oportuno implementar la opción de introducir una tarjeta microSD para ampliar el almacenamiento, en caso que lo necesitemos, y la opción de poder utilizar el terminal con una o dos tarjetas SIM en determinados países, a elección del usuario.

Huawei GX8. Fotografía: Hipertextual

Huawei GX8. Fotografía: Hipertextual

Como es típico en Huawei, el GX8 viene con la interfaz EMUI 3.1, basada en Android Lolllipop. Dentro de la interfaz encontramos detalles que son realmente útiles, como por ejemplo el poder “saltar” entre la aplicación actual y la última que se abrió únicamente manteniendo pulsado el botón de multitarea, botones que son 100% configurables. Y otras muchas características que facilitan la vida al usuario, pero quizás estemos pagando un precio demasiado caro desde el punto de vista estético. Por lo demás, el rendimiento es muy bueno.

No nos podemos olvidar de su descomunal batería de 3.000 mAh, con la que un usuario intensivo no tendrá problemas en terminar la jornada con cerca de seis horas de pantalla; de lo contrario, si tu uso es más moderado podrás conseguir una duración de hasta dos días. De este punto hemos hablado largo y tendido en anteriores artículos. Para el GX8 al igual que otros dispositivos de la compañía, la unión de software y hardware hacen que el grosor mínimo no se problema para obtener una gran autonomía.

Huawei GX8. Fotografía: Hipertextual

Huawei GX8. Fotografía: Hipertextual

Un diseño atractivo, un apartado multimedia que cumple con creces y un rendimiento realmente buenos es la carta de presentación del GX8. Uno de los terminales que remarcan la fórmula del éxito que está llevando a Huawei del completo desconocimiento en Europa o Latinoamérica a ser una de las marcas que más ha crecido, ocupando posición de podio en el ranking global.

Más de: HUAWEI, HUAWEI GX8

Recomendados