Aspectos que debes tener en cuenta si vas a montar tu propia PyME

Al margen de tener una buena idea de negocio que te asegure tener clientes, optimizar los recursos y ahorrar gastos es una premisa que deberás tener en cuenta en la elección de tu equipo.

Presentado por

Cada vez son más las personas que deciden dar el salto y crear su propia empresa. Una cosa común a todas esas personas, es que el camino hacia el éxito no es sencillo, y hay que tener en cuenta una serie de aspectos que nos ayuden a, por lo menos, mantener vivo ese sueño de ser nuestro propio jefe. Al margen de la importancia de tener una buena idea de negocio que asegure tener clientes, también existen unos conceptos de ideas que todo el mundo debe tener en cuenta.

El más importante es el de hacerse con un equipo informático que nos ayude a dar respuesta a las necesidades de nuestros clientes, de una manera rápida, flexible y efectiva. Cuando una persona tiene que comprar un equipo, no debe dejarse llevar inicialmente por el precio, sino que tiene que tener en cuenta el rendimiento que le va a sacar al equipo y que pueda estar a la altura de sus necesidades durante el mayor periodo de tiempo posible.

Por ejemplo, posiblemente no tengas una oficina física a la que acudir todos los días y necesitarás un ordenador que sea cómodo, pero a la vez potente para poder atender todos los asuntos de tus clientes utilizando programas informáticos de manera fluida. De este modo, compensa pagar un poco más por un ordenador con una pantalla en torno a las 12 o 13 pulgadas, con un procesador potente y un disco SSD que agilice la realización de todas las tareas.

Pero no sólo es importante tener un buen ordenador. Hay otro elemento que nos puede ayudar a ahorrar tiempo y dinero de una manera tangible y cuya elección merece un momento previo de análisis: la impresora.

Cómo debe ser la impresora perfecta para mi negocio

Sea cual sea el tamaño de tu empresa o tu volumen de negocio, equiparte con una impresora de calidad es una decisión que rentabilizarás seguro en el futuro. El objetivo principal de la impresora que elijas (y cualquier otro equipo que compres) deberá ser siempre el de aumentar la eficacia y reducir el gasto.

Pero, ¿cómo saber qué impresora se ajusta mejor a las necesidades de mi negocio? En primer lugar, necesitarás una impresora de bajo consumo, que sea capaz de optimizar el uso de los consumibles en cada impresión pero sin reducir la velocidad y la calidad.

Una buena impresora debe poder imprimir a doble cara, con una calidad de color profesional y a una velocidad ultrarrápida de 20 páginas por minuto. Por ejemplo, existen en el mercado impresoras como la familia OfficeJet Pro de HP que reducen el coste por página hasta un 50% frente a la impresión láser..

Debe ser sencilla de instalar y configurar, para no perder tiempo en exceso tanto para empezar a utilizarla como durante el día a día. Al final, cuando uno tiene su propia empresa, el tiempo es dinero, y perder tiempo para utilizar la impresora, es un tiempo muy valioso malgastado. Para ello, resulta realmente útil tener una pantalla táctil sobre la que poder configurar aspectos de nuestra impresora y poder realizar impresiones rápidas y sencillas desde nuestros dispositivos móviles.

Debe ser una impresora que favorezca la conectividad con el resto de dispositivos. La sola imagen de conectar un ordenador con cable a la impresora para imprimir cualquier documento, nos lleva automáticamente al siglo pasado. La mayor parte de las impresoras de hoy incorporan sistemas de conectividad como Bluetooth o a través de la red WiFi. Por supuesto, es necesario que esa transmisión de archivos sea segura, ya que la información de nuestra empresa no puede caer en las manos equivocadas.

HP OfficeJet Pro: tres impresoras para tres tipos de cliente

Una de las marcas con más historia en el mundo de la impresión es HP. Para el mercado profesional, principalmente las pymes y autónomos, dispone de la familia OfficeJet Pro, con tres tipos de impresora que se ajustan a los diferentes tipos de negocio y a sus necesidades. En concreto, está compuesto de las impresoras Serie OfficeJet Pro 6000, Serie OfficeJet Pro 7000 y Serie OfficeJet Pro 8000.

Alguna de las características de estas impresoras son:

  • Posibilidad de imprimir incluso en tamaño A3, con una velocidad de hasta 24 ppm en A4 / 20ppm en dúplex en A4 y hasta 22ppm en tamaño A3.
  • El volumen de impresión recomendado va desde las 800 páginas hasta las 2.000 al mes.
  • Cada cartucho de tinta negro XL puede imprimir hasta 2.000 páginas, y el cartucho a color XL, 1.600.
  • Puede crear grupos de hasta cinco usuarios.
  • Tiene un diseño compacto con bandeja de salida, especialmente cómodo para evitar que las páginas impresas se caigan al suelo.
  • Incluyen la opción de red inalámbrica o a través de cable Ethernet.

Por último, HP cuenta con el servicio HP Instant Ink, que contribuye a que la pyme se despreocupe de tener que cambiar la tinta de la impresora, ahorrando tiempo y dinero. A través de este servicio, es la propia impresora la que solicita la tinta automáticamente cuando detecta que se está quedando sin ella y HP entrega los nuevos cartuchos, antes de que se agoten y en la dirección que el cliente elija. El envío, el reciclaje y la recogida de los cartuchos usados no tiene coste adicional.