Presentado por
Futuro

El hogar inteligente, más accesible y seguro que nunca

14/11/17 - 09:00

La tecnología no sólo hace la vida de las personas más fácil, también más segura. Las últimas tendencias de seguridad en el hogar permiten, por ejemplo, cortar el suministro de agua en una tubería en caso de rotura o fuga, reduciendo los problemas que pueda ocasionar.

El hogar inteligente, más accesible y seguro que nunca

La llegada y democratización de la tecnología también ha entrado en los hogares. Cada vez es más sencillo y accesible poder interactuar con nuestra casa, no sólo en favor de la seguridad, sino también de la comodidad. La generalización del uso del smartphone lo ha convertido en la mejor herramienta y el mejor aliado para tener un control casi completo de nuestra casa o nuestra oficina. Desde él podemos, por ejemplo, configurar la caldera para que se encienda y ponga en marcha la calefacción a una hora determinada y así, al llegar, disfrutar de una temperatura cálida y agradable.

Otra de las últimas tendencias que hacen más inteligente nuestro hogar, viene de la mano de los altavoces y asistentes de voz. Estar cocinando y preguntar por el estado del tráfico o el tiempo que va a hacer en un determinado lugar, son sólo algunas de las capacidades que ofrece la tecnología. Alexa, el asistente de voz de Amazon para su altavoz Echo, o Siri en el HomePod de Apple, son sólo algunos ejemplos.

Pero no toda la tecnología va enfocada hacia la comodidad y el disfrute de un hogar inteligente. También está enfocado a la seguridad. Una de las mayores preocupaciones que existe cuando cerramos la puerta de nuestra casa y nos vamos de vacaciones o, incluso, a nuestro trabajo, es el peligro de que haya alguna rotura en las tuberías que provoque una fuga de agua o inundación. La tecnología también se ha aplicado al hogar de la mano de soluciones de domótica que avisan y actúan en caso de producirse una situación de riesgo dentro de los domicilios.

Cada año, las compañías de seguros reciben miles de llamadas con relación a roturas o fugas de tuberías en hogares que acaban causando inundaciones. En el mejor de los casos, los desperfectos son pequeños, pero si no se coge a tiempo, puede suponer un elevado coste reparar todos los daños causados.

La domótica tiene que cargar con una serie de mitos que no siempre son reales. En primer lugar, muchas personas creen que se trata de elementos exclusivamente para viviendas nuevas, donde su instalación se ha hecho en el momento de construcción del propio edificio. En segundo lugar, otro mito que no es del todo cierto es que se trata de soluciones caras y que no están al alcance de cualquiera. En tercer lugar, también se cree que su utilización es compleja. Nada más lejos de la realidad.

GROHE, la empresa alemana líder en equipamiento sanitario, no sólo centra su negocio en elementos relacionados con la grifería, también ha desarrollado varios sistemas de seguridad que ayudan a evitar cualquier daño ocasionado por la rotura de tuberías o fugas de agua. Dos de las tecnologías más novedosas que existen actualmente en el mercado son GROHE Sense y GROHE Sense Guard.

En cuanto a la primera, GROHE Sense es un dispositivo que se sitúa en el suelo y que incluye un sensor capaz de detectar la presencia de agua. Su diseño minimalista le hace pasar desapercibido en la estética de la casa y no molesta. Su funcionamiento es sencillo: al detectar agua, emite señales acústicas y sonoras (a través de un pitido y encendiendo una luz roja intermitente) al mismo tiempo que manda la alerta al dispositivo móvil a través de la aplicación GROHE ONDUS. Su sensor también es capaz de captar la temperatura del ambiente para alertar en caso de formación de hielo y humedad, que puede llegar a causar moho y afectar a la salud. Gracias a su reducido tamaño, es especialmente eficaz si se sitúa debajo de la lavadora o cerca del lavavajillas, zonas poco accesibles y que no se libran de la fuga de agua.

La otra solución que presenta la firma es GROHE Sense Guard. En este caso, el dispositivo se sitúa sobre la tubería central del hogar. Su funcionamiento permite detectar sobre el riesgo de heladas, goteo de grifos o roturas de tuberías, cortando al momento el suministro de agua y evitando problemas mayores. Una vez realizado el corte, envía una notificación vía App al dispositivo móvil. Su avanzada tecnología permite detectar incluso micro roturas. Pero GROHE Sense Guard no sólo actúa en caso de avería, también monitoriza constantemente el caudal, la presión y el consumo de agua.