Guía definitiva para circular correctamente en una rotonda

Dos de cada tres conductores desconocen la prioridad en las rotondas según el reciente informe elaborado por el Centro de Estudios Ponle Freno-AXA.

Presentado por
ford logo

¿Cómo hay que circular en una rotonda? ¿Qué tenemos que tener en cuenta para no cometer ninguna irregularidad? Conducir por una glorieta es sencillo, mucho más fácil de lo que pensamos, pero la realidad es bien distinta y todos los días una importante parte de los conductores lo hace mal provocando múltiples accidentes en los peores casos. Con esta sencilla guía podrás conducir en una rotonda de una forma más segura, aprendiendo de los errores que cometías hasta ahora.

Entrar en una rotonda

Según el reglamento general de circulación y en concreto el artículo 57 establece que “en las glorietas, los que se hallen dentro de la vía circular tendrán preferencia de paso sobre los que pretendan acceder a aquellas”. Recuerda esto, es fundamental.

Circular dentro de una rotonda

Para circular dentro de una rotonda tan solo se necesita sentido común y prudencia. Lo importante no es circular, sino entrar y salir, por lo que desde el momento en el que entras en una glorieta tu cabeza debe estar pensando cómo salir con seguridad y haciendo caso al siguiente punto.

Salir de la rotonda

Es importante que recuerdes algo muy sencillo: solo puedes salir de la rotonda si circulas por el carril exterior. Esto tan sencillo se convierte en el punto más crítico y en el que ocurren la mayoría de accidentes. Una buena parte de los conductores interpreta que puede tomar el desvío de una glorieta desde cualquier carril y esto es un grave error, sobre todo si circulan por el carril exterior motocicletas o bicicletas.

El 54% de los accidentes en 2015 se produjeron en el acceso a una rotonda

Para salir de una rotonda hay que colocar el coche en el carril exterior justo después del desvío anterior al nuestro, así, cuando tomemos el que nos interesa solo tendremos que girar y no molestaremos ni pondremos en riesgo a nadie. Recuerda una cosa: los que circulan por el carril exterior tienen siempre prioridad y no están obligados, salvo que exista una señal que así lo indique, a tomar la salida más cercana a su sentido.

Y para que no sigáis cometiendo errores, estas son las tres posibles situaciones (en realidad solo son dos casos), y lo que debes hacer en cada una de ellas:

  • Quiero tomar la primera salida: Entro en el carril derecho de la rotonda, me mantengo en él e indico con el intermitente que saldré en el primer desvío.
  • Quiero tomar la segunda salida: Entro en el carril interior o en el derecho de la rotonda. Si comienzo la maniobra desde el exterior debo colocarme en el carril derecho justo después de la salida anterior a la que queremos tomar, e indicamos con el intermitente que nos saldremos por la siguiente salida. Si ya estamos en el carril derecho desde el comienzo indicamos nuestra intención de desviarnos desde que pasemos la salida que precede a la nuestra.
  • Quiero tomar la tercera o cuarta salida: Entro en el carril interior o en el derecho de la rotonda y sigo las mismas indicaciones que para tomar la segunda salida.

Si no fuera posible cambiarnos de carril porque esté tomado por gran cantidad de coches en la zona derecha que nos impidan la maniobra, deberemos dar otra vuelta para poder colocarnos con seguridad. Bajo ningún concepto tomes la salida desde el carril interior de la rotonda porque existe una alta probabilidad de accidente y la culpa será tuya.

La noche nos pone más a prueba puesto que nuestra visibilidad puede verse reducida en muchos casos debido, por ejemplo, a una mala iluminación de la rotonda. Tecnologías en desarrollo de Ford como el Sistema de Iluminación Frontal Avanzado, que pudimos poner a prueba en su centro de innovación de Aachen, Alemania, son nuestro gran aliado. Este sistema, que funciona mediante cámaras, amplia el haz de luz en cruces y rotondas para iluminar mejor los peligros que no se encuentran en la dirección de nuestro viaje, ofreciendo una visibilidad mejorada y ayudando al conductor a ver más claramente las salidas, además de detectar y mostrar en la pantalla de navegación si hay ciclistas, peatones, o animales de gran tamaño cruzando la calzada.

El sistema nos ha reconocido e iluminado con  sus LED - Spot Lightning

Muestra del procesamiento  de datos que realiza el ordenador del coche - Spot Lightning
Muestra del procesamiento de datos que realiza el ordenador del vehículo - Sistema de Iluminación Frontal Avanzado

Recuerda: solo puedes salir de la rotonda si circulas por el carril exterior

Truco: imagina que una rotonda es una autovía

¿Cómo recordar todo esto? Muy sencillo. Imagina que una rotonda es una autovía y así no tendrás que memorizar nada nuevo: los que están dentro de la autovía (o rotonda) tienen preferencia con respecto a los que entran, de hecho, los que entran tienen una señal que les obliga a ceder el paso. No puedes cruzar los carriles de una autovía de forma brusca para tomar una salida, en las glorietas sucede lo mismo, solo se sale por el carril exterior para evitar accidentes y mejorar la circulación. Dentro de una autovía se usan los intermitentes y se cambia progresivamente de carril tanto para adelantar como para iniciar la acción de salida, exactamente igual que en una rotonda.