La tecnología que hay detrás del nuevo Ford Focus ST

Presentado por

El nuevo Ford Focus ST ya está aquí y lo hace con cambios muy importantes, pero el más destacado es la llegada, por primera vez, de un motor diésel de alto rendimiento. Un movimiento muy lógico, puesto que la competencia también está situándose así en el tablero, un propulsor que consuma poco y que corra mucho. Pero detrás de la nueva generación del Focus ST se esconden numerosos cambios tecnológicos que lo harán un coche más efectivo, más divertido y mucho más inteligente.

Active City Stop y Cross Traffic Alert

FordFocusST_19

Pese a que el Focus ST de 2015 es un vehículo enfocado a disfrutar de la conducción, eso no implica que no podamos usarlo para circular por ciudad, y para ello, en Ford han añadido dos sistemas claramente enfocados a la seguridad en este escenario: el Active City Stop y el Cross Traffic Alert.

El primero está destinado a reducir accidentes, o sus efectos, cuando circulamos lentamente (a menos de 50 km/h). Si el sistema detecta que el que coche que nos precede frena de una forma inesperada y no hemos reaccionado, el coche frenará automáticamente para evitar la colisión.

Cross Traffic Alert es capaz de avisarnos si se acercan coches mientras estamos echando marcha atrás al salir de un aparcamiento. Este dispositivo es tremendamente útil cuando estacionamos cerca de coches más voluminosos que el nuestro porque la visibilidad se reduce considerablemente.

Sí, SYNC 2 también ha llegado al nuevo Focus ST

FocusST_09

El nuevo Focus ST añade a su equipamiento la revisión de SYNC que ya probamos en el Mondeo 2015. Ahora el conductor tiene una completa pantalla táctil con 8 pulgadas de diámetro y un sistema de entretenimiento que puede ser controlado por la voz. Al igual que en el Mondeo, esta pantalla aglutina las funciones de manos libres, música, teléfono, sonido, climatización y la navegación opcional.

Adaptive Front Lighting

FordFocusST_60

Por primera vez estará disponible un sistema de luces adaptativas asociadas a los faros Bi-Xenon. Con esta tecnología se puede modificar, en función de la velocidad, la distancia de los objetos o el radio de giro del volante, la iluminación para que sea siempre la más óptima.

Control electrónico vectorial de par

FordFocusST_52

Las dos versiones disponibles en el nuevo Focus ST desarrollan una gran potencia: 250 caballos la versión alimentada con gasolina y 185 la de tipo diésel. Además, el motor empuja directamente a las ruedas delanteras por lo que la pérdida de tracción es más que posible. El control electrónico vectorial de par se encarga de repartir la fuerza entre estas ruedas en función de las condiciones de circulación, adherencia, par, etcétera.

Este sistema es el encargado de que puedas acelerar un poco antes a la salida de una curva sin sufrir una gran pérdida de tracción.

Control de estabilidad transicional electrónico

FordFocusST_62

Al igual que el control electrónico vectorial de par, el de estabilidad transicional electrónico tiene su razón de ser en la efectividad a la hora de ir rápido. Usando el ESP, el coche es capaz de analizar la estabilidad del Focus ST y las órdenes que le estemos enviando al coche mediante el volante. El objetivo es hacer el cambio de carril mucho más estable manteniendo la precisión y el control.

Para disfrutar plenamente del coche, Ford ha decidido incorporar tres niveles de asistencia en el control de estabilidad:

  • Standard: el ESP siempre estará activo.
  • Sport: el control de estabilidad será algo más permisivo y dejará de limitar tanto la entrega de fuerza a la rueda.
  • Desconectado: como su nombre indica, la ayuda se desconecta por completo y deja en manos del conductor la estabilidad del coche.

El nuevo Ford Focus ST de 2015 ya está disponible en España desde 32.875€ para la versión gasolina, mientras que la diesel arranca en 33.325€.