Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte la mejor experiencia y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias de navegación. Si sigues navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

Presentado por ford logo

¿Cómo puede ayudarte la tecnología en un atasco?

26 de febrero de 2016, 16:25

La tecnología es una fiel aliada para que los atascos sean más cómodos y seguros. En pocos años podremos olvidarnos de enfadarnos o tener accidentes por estas retenciones.

¿Cómo puede ayudarte la tecnología en un atasco?

¿Cuánto tiempo pasas al día en un atasco? Muchos millones de personas desperdician muchas horas cada día sufriendo atascos de camino al trabajo y al volver a casa tras una dura jornada. Es un momento que no le gusta a nadie y que suele desembocar en accidentes y enfados pero la tecnología puede ayudarte a hacerlo más llevadero.

Como antesala de los coches autónomos existen muchos sistemas que convierten a los coches en más inteligentes y capaces para ir acostumbrando al conductor a que no todo tiene que hacerlo el. Y la peor tarea de todas son los atascos, ¿cómo puede ayudarte la tecnología en un atasco?

atasco

El primer punto importante afecta a las frenadas de emergencia que se suelen producir al comienzo de un atasco o incluso durante los momentos de aceleración. ¿Cuántas veces has visto que en medio de un atasco se ha producido un accidente por alcance? Por ejemplo, el Ford Mondeo (y otros modelos de Ford e reciente factura) disponen de un sistema de parada urbana activa, una tecnología avanzada diseñada para ayudarte a evitarlas o, al menos, reducir sus efectos. El sistema aplica los frenos de manera automática si detecta que el coche que te precede se detiene de forma inesperada y circulas a una velocidad de hasta 40 km/h.

Atascos producidos en fuertes pendientes

Muchos conductores no son capaces de evitar que el coche descienda unos centímetros y los sistemas que asisten el arranque en pendientes evitan precisamente esto. El que equipan los modelos de Ford mantiene la presión en el sistema de frenos durante 2,5 segundos adicionales, lo que te permite disponer de más tiempo y control mientras mueves el pie del pedal del freno al acelerador. De esta forma el coche no se mueve ni hacia atrás ni hacia delante.

atasco

Una mirada al futuro

En el futuro, en pocos años y previo a la llegada del coche autónomo, veremos sistemas capaces de conducir solos ante atascos: acelerar y frenar como funciones básicas. Una tarea repetitivo que genera estrés en muchas personas y que podría hacer el coche de forma autónoma. En pocos años llegarán los pilotos automáticos capaces de gestionar nuestro vehículo en un atasco lo que generará una posible mejora: la reducción de atascos porque evitaremos accidentes y errores que cometemos al hacer cambios de carril porque creemos que es más rápido, etcétera.

Ford está trabajando muy duro en MCity, una ciudad falsa diseñada para que los fabricantes puedan probar en un entorno semireal sus coches autónomos, para que veamos este tipo de tecnología en pocos años aplicada a sus coches. Además, entre los primeros pasos de Ford en este campo se encuentra el importante permiso que ha recibido el fabricante para poder realizar pruebas en vías púbicas por las calles de California con su modelo Fusion Hybrid totalmente autónomo.

El coche autónomo es el futuro, pero antes, tenemos unos años apasionantes desde el punto de vista de la innovación que van a hacernos cambiar la forma en la que vemos a la movilidad. Pasaremos de ser conductores a meros pasajeros en una gran cantidad de situaciones, la primera de ella: el ataco.

Más de: COCHE AUTóNOMO

Recomendados