martín azúa

La creación sin prisas del diseñador Martín Azúa

El vasco Martín Azúa ha colaborado con Cervezas Alhambra en un proyecto artístico que aúna la filosofía de trabajo y de vida que ambos defienden.

Presentado por
alhambra_cervezas

Resulta de lo más difícil, por no decir absurdo, poner en duda que las cosas hechas con preparación, detenimiento y mimo son mejores o acaban demostrándose de mayor calidad que aquellas que se realizan en dos patadas, como acostumbramos a decir coloquialmente. La obra del reconocido diseñador industrial vasco Martín Ruiz de Azúa sirve para reivindicar la importancia del tiempo y la maestría en cualquier trabajo, y por eso, Cervezas Alhambra ha querido contar con él para su plataforma crear/sin/prisa, con la que desean defender un estilo de vida en el que “tomarse el tiempo necesario para poder apreciar y disfrutar con todos los sentidos” es imprescindible, tal como ellos han elaborado la Alhambra Reserva Roja y de la manera en que un amante de la cerveza debería procurar degustarla.

El hoy multipremiado Azúa, nacido en Vitoria en 1965, se licenció en en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona treinta años después, ciudad en la que reside desde 1994, realizó un posgraduado en Arquitectura y Diseño de Montajes Efímeros por la Universidad Politécnica de Cataluña y un par de másteres sobre diseño y comunicación. A partir de 1995, ha ejercido como docente en la escuela Elisava de Barcelona y, desde 2004, regenta el estudio AzuaMoliné. Ha trabajado de forma independiente en diseños para numerosas compañías, como Carpyen, Metalarte, Pai Thio, Porcelanosa, Roca o Women’secret, entre otras muchas. Sus proyectos se han publicado en diversas revistas internacionales y ha expuesto su obra, entre otros lugares, en el MOMA de Nueva York, integrando la colección permanente desde 2007, en el Centro Cibeles de Madrid, el Museo del Diseño de la suiza Lausana, el de Artes Decorativas de Bordeaux o el del Diseño Vitra alemán.

martín azúa
Cervezas Alhambra

Combina su trabajo como diseñador con iniciativas más especulativas y experimentales porque considera que estas investigaciones y pruebas son imprescindibles para el proceso de todo diseñador que se precie. Y poniendo la atención en el entusiasmo que comparten con él “por la calidad de las materias primas y el cuidado proceso de elaboración”, como en crear/sin/prisa colaboran para el desarrollo de una serie de proyectos artísticos con algunos de los más destacados artesanos y creadores españoles y de otros países, ahora le ha tocado a Azúa, del mismo modo que la arquicosturera valenciana Raquel Rodrigo ya había preparado su intervención en la capital de su comunidad inspirándose elocuentemente en la Alhambra granadina.

Para esta ocasión, Azúa fabricó y expuso el pasado mes de febrero en la plaza del Born de Barcelona, en pleno casco histórico, una alfombra de esparto de cuarenta y cinco metros cuadrados, la cual “nos invitaba a caminar, sentarnos, tumbarnos sobre ella” para desconectar de la agitación de nuestras ciudades, sobre un material que “representa el estilo de vida relajado propio del Mediterráneo y combina tradición, artesanía y diseño”. Este proyecto se tituló Parar porque, según él mismo asegura, “para apreciar los valores de la artesanía hay que parar”, detenerse, observar y digerir lo que contemplamos, pues sólo así podremos “ver con ojos curiosos las cosas buenas que nos rodean”, con todo detalle, porque “la diferencia entre algo bueno y algo único está en los pequeños detalles”.

“Casi siempre, en mi trabajo, la tradición es un punto de partida para generar cosas innovadoras”, explica el artista vitoriano, y resulta que tanto las alfombras de esparto como la cerveza proceden de la misma familia de plantas, las gramíneas o poáceas: el albardín y la atocha se utilizan para la confección de esparto, y la cebada, en la elaboración de cerveza. Así, para la propuesta de la plataforma crear/sin/prisas de Cervezas Alhambra con objeto de ejemplificar la filosofía de trabajo con la que han obtenido su Reserva Roja, Azúa ha decidido combinar de manera muy inteligente referencias a esta bebida, al tradicional esparto con el que desde hace siglos se componen alfombras como la suya, a las actividades concienzudas con un sosegado estudio previo, que proporcionan los mejores frutos, y a ese modo contemplativo de ir por la vida, previo a la acción, que tantas satisfacciones puede darnos.