Ciudades “cashless”, la vanguardia de los pagos digitales

Un futuro sin dinero en efectivo que llega a España de la mano de CaixaBank.

Presentado por

En un mundo en el que la tecnología y los medios de pago se integran de maneras cada vez más prácticas y sorprendentes, se ha perdido la bella costumbre de llevar monedero y dejarse ver con “algo suelto” es prácticamente una excentricidad. Las alternativas de pago digital son cada día más numerosas, y, cuando empiezas a poder pagar con el reloj, tener dinero en efectivo carece de sentido.

Las operaciones con tarjeta crecieron en nuestro país un 12,6% el pasado año, según datos del Banco de España. Sin embargo, nuestros índices de pago digital se encuentran todavía lejos de las experiencias cashless más avanzadas de Europa. En Suecia, por ejemplo, las cifras del banco central del país reflejan que en el año 2016 el 85% de las compras se pagaron con tarjeta y dos de cada tres consumidores nunca usaron efectivo.

Esta es una realidad que CaixaBank conoce muy bien y de la que se hace eco, como empresa líder en medios de pago digitales, a través de la iniciativa “Morella Cashless City”. Un proyecto que pretende explorar vías para impulsar el pago digital hacia niveles más próximos a la media europea.

En colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad de Morella y Visa, CaixaBank pondrá en marcha una iniciativa que contribuirá a situar a la localidad en la vanguardia de los pagos digitales. Una experiencia bancaria que permitirá comprobar sobre el terreno cuáles son los beneficios de los sistemas cashless en la vida cotidiana de las personas. Durante los próximos seis meses, la entidad iniciará la promoción y difusión del uso de medios de pago digitales, entregando a los ciudadanos las herramientas y la información necesaria para su uso en las compras diarias, sin importar su entidad financiera de referencia. Desde el pago digital de las tasas públicas hasta el acceso a los museos de la zona, este proyecto tiene como objetivo fomentar el uso de pagos cashless en todo tipo de sectores.

Además, para incentivar a comercios y consumidores en el uso de medios de pago digitales, CaixaBank contribuirá por cada compra efectuada con una donación de 50 céntimos para una iniciativa social local, y entregará, a los titulares de sus tarjetas, una bonificación de un 2% del importe total de las compras realizadas cada mes. Como podemos ver, se trata de un proyecto orientado a integrar, de manera sencilla y respetuosa, los avances digitales en la vida cotidiana de los habitantes.

Durante el acto de inauguración celebrado el pasado lunes día 9, el director territorial de CaixaBank en la Comunidad Valenciana, Xicu Costa, subrayó la importancia del proyecto. Comentó que “se trata de una de las experiencias más ambiciosas que CaixaBank ha impulsado en España en los últimos años para difundir el uso del pago digital”.

Por su parte, Ximo Puig, presidente de la Generalitat, agradeció la confianza de CaixaBank y destacó que la iniciativa contribuye “de forma decidida a evitar la exclusión financiera que se cierne sobre pequeños municipios del interior", otro detalle clave de este proyecto.

Gracias a iniciativas como esta, CaixaBank se ha situado entre los bancos mejor valorados del mundo por la calidad de sus servicios digitales. Actualmente, la entidad financiera cuenta con 16,1 millones de tarjetas en circulación, incluyendo las tarjetas en formato móvil y wearable. La empresa ha desarrollado proyectos que han marcado hitos tecnológicos en el sector, como la primera implantación comercial en Europa de los sistemas de pago contactless o la creación de imaginBank, el primer banco móvil de España. No sin razón un 55% de sus clientes son digitales y 4,3 millones de personas confían a diario en su experiencia digital operando a través de su app móvil.