Presentado por
Tecnología

El papel de la impresión 3D en el desarrollo de cápsulas de Hyperloop

17/05/17 - 16:28

Tras ganar el primer premio en el Design Weekend de SpaceX, el grupo de estudiantes españoles Hyperloop UPV se prepara para presentar en verano una cápsula con capacidad para un pasajero en el Pod Competition II. La impresión 3D es clave en el proceso de producción de prototipos y del producto final.

Elon Musk, una de las grandes mentes visionarias del siglo XXI, decidió en mayo de 2013 hacer algo distinto a lo que había llevado a cabo hasta el momento. En lugar de desarrollar en una de sus empresas el transporte del futuro, ofreció a la sociedad la idea de Hyperloop como un punto de partida sobre el que superar al ferrocarril de alta velocidad y rivalizar con (e incluso superar) la velocidad máxima del avión, llegando hasta los 1000 kilómetros por hora. Pero la idea de Hyperloop no sólo trataba de la velocidad.

Debido a la propulsión al vacío de sus cápsulas, además de prácticamente "volar" gracias a la ausencia de rozamiento de estas con los tubos, Hyperloop es un sistema extremadamente seguro, limpio y totalmente independiente del estado meteorológico; aportando una experiencia de transporte perfecta que no depende de factores externos. Asimismo, otra idea central de Hyperloop es lograr un desarrollo de las regiones menos favorecidas y la conexión intercultural y económica de países, posible gracias a una gran reducción de los costes de desarrollo y construcción frente al tren de alta velocidad.

Dos años más tarde de la presentación del documento explicativo de Hyperloop, SpaceX, una de las empresas de Musk, anunció que iba a lanzar un concurso de diseño de cápsulas: la Hyperloop Pod Competition. Sorprendiendo a equipos participantes de universidades tan prestigiosas como el MIT o Stanford, cinco estudiantes de la Universidad Politécnica de Valencia lograron el primer premio de la "Design Weekend" bajo el nombre "Hyperloop UPV". Tras ello, participaron en el Pod Competition I de Los Ángeles, donde por primera vez pudieron comprobar cómo es el trazado de pruebas de 1.25 kilómetros para cápsulas que SpaceX ha desarrollado.

El siguiente gran reto para el equipo español llega en verano con la Pod Competition II, donde competirán con otros 23 equipos presentando una cápsula con capacidad para un pasajero en colaboración con la Universidad Purdue  
de Indiana. Es decir, tendrá todas las características de las cápsulas que ya se están construyendo en proyectos como Hyperloop Transportation Technologies o Hyperloop One, pero a escala.

Witbox 2 de BQ. Créditos: BQ.

Para elaborar la cápsula prototipo está siendo clave la impresión 3D, que en proyectos como estos muestra todo su potencial. Para las pruebas y el modelo final han empleado la impresora profesional Witbox 2 de la compañía española BQ que, además de ser colaboradora en el proyecto, está aportando asesoramiento técnico como una de las compañías líderes y más veteranas en el campo de la impresión 3D. Según Juan Vicén, uno de los miembros de Hyperloop UPV, "para poder hacer prototipos de Hyperloop, primero tenemos que comprobar que funcionan a un nivel menor, y para ello imprimir en 3D es clave porque nos permite probar de forma rápida”.

La impresión 3D permite a compañías y particulares desarrollar sus propios prototipos, desde ideas locas hasta proyectos profesionales como el Atantic II de Hyperloop UPV, que de no tener acceso a esta tecnología tendría mucho más difícil existir, pues para lograr los mismos productos de manera alternativa hay que incurrir en unos costes económicos y de tiempo que sólo están en la mano de grandes empresas con plantas de producción propias. En el campo de la educación, la impresión 3D juega un gran papel permitiendo una creatividad sin límites, que pasa de los típicos dibujos tradicionales sobre papel a la plasmación de ideas en objetos reales sobre los que experimentar.