Presentado por
Tecnología

Igualdad, creatividad y autonomía: las ventajas de la tecnología en la educación

6/04/17 - 16:31

La incorporación de la tecnología en la educación actúa como eje y agente de cambio en el sector. Permite desarrollar nuevas aptitudes y prepara a los alumnos para el inminente futuro que aguarda a la sociedad.

Igualdad, creatividad y autonomía: las ventajas de la tecnología en la educación
Fotografía créditos: BQ Educa.

Los sistemas y métodos educativos actuales han sido objeto de duras críticas durante los últimos años. La escasa flexibilidad y el desarrollo de aptitudes que fomenta son algunos de los centros de esas críticas, que proceden desde todos los frentes: padres, alumnos, profesores, etc.

Afortunadamente, la creciente inclusión de tecnología en el aula está actuando como eje y agente de cambio en el sector educativo. Esta serie de elementos facilita la adopción de cambios metodológicos y estructurales muy profundos que son imprescindibles para el futuro en el que tendrán que vivir y trabajar los alumnos del presente.

La tecnología actúa como eje y agente de cambio en el sector educativo. Su llegada facilita el desarrollo de aptitudes que cobrarán un gran valor en el futuro

La memoria o la resolución de problemas por imitación, ejes del sistema educativo actual, serán aptitudes secundarias en el paradigma futuro. Aptitudes como la creatividad, el trabajo el equipo, el ingenio, la autonomía, el pensamiento crítico o la defensa de ideas, en cambio, serán más valoradas.

Y es que en ese futuro que aguarda a los alumnos del presente, la tecnología, apoyada sobre bases de datos, fuentes de información y robots estarán a disposición del ser humano en milésimas de segundos. La diferenciación y el valor del ser humano pasará entonces por otra serie de aptitudes, hasta ahora no fomentadas lo suficiente.

Fotografía créditos: BQ Educa.

Además, en un mundo altamente tecnológico, los alumnos no solo deben aprender cómo utilizar la tecnología; también deben adoptar un uso responsable de la misma y, sobre todo, comprender cómo funciona por dentro. La robótica o la programación son, por lo tanto, dos enseñanzas esenciales para afrontar el futuro con garantías.

El fabricante español BQ ha tratado de promover esta corriente con varias iniciativas en el campo de la educación. El equipo encargado de estas está compuesto por personal docente / pedagógico y personal técnico, en una proporción similar. El objetivo principal de todos ellos, además de fomentar el uso de la tecnología y la enseñanza de aptitudes tecnológicas, es despertar la creatividad e ingenio en niños a partir de ocho años.

Se otorga autonomía y se da rienda suelta a la creatividad. Los docentes también valoran los procedimientos y las técnicas del alumno, no solo la consecución del objetivo.

En sus campus e iniciativas se otorga a los alumnos de una mayor autonomía, dejando en sus manos el desarrollo de iniciativas propias y dando rienda suelta a su creatividad. Paralelamente, los docentes valoran los procedimientos y las técnicas desarrolladas por el alumno, igual de importantes que la consecución del objetivo estipulado por el docente.

Esta metodología tiene múltiples efectos colaterales. Los alumnos muestran una mayor motivación al trabajar en base a proyectos y de forma autónoma; adquieren conocimientos en campos como la programación, la impresión 3D y la robótica; y se fomenta la parte social de los alumnos, los cuales trabajan en equipos para el desarrollo de los proyectos.

Fotografía créditos: BQ Educa.

Otro de los efectos colaterales de este tipo de iniciativas también es la igualdad. La integración de la mujer en el ámbito científico-técnico es una de las mayores luchas sociales de la industria, que experimenta un rechazo por parte de este colectivo en las etapas educativas superiores.

Con el acercamiento de la tecnología, la robótica y la programación a través de las metodologías iniciadas por BQ y sus partners, se estimula también el interés por la rama técnica, además de eliminar el estigma asociado a estas profesiones.

Este tipo de iniciativas también fomenta la inclusión de la mujer en el sector

La compañía española iniciará un nuevo campus educativo en verano, donde los alumnos trabajarán en parejas o en grupos para resolver problemas inmersos en una historia ficticia desarrollada por el equipo pedagógico de BQ. Los alumnos pueden ser de hasta 14 años, y la duración es de 25 horas en total.

El campus tecnológico de BQ dará comienzo el 26 de junio, y estará repleto de temáticas lúdicas, dinámicas y divertidas, igual que el resto de iniciativas que la compañía española ha desarrollado en Madrid junto a otros centros educativos de la capital.

Más de: EDUCACIóN

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies