Una idea del presente y una mirada al futuro

8º capítulo. Echa un vistazo a nuestro monográfico de software libre compuesto por ocho partes, o descárgate el ebook de BBVA con contenido adicional.

Presentado por
bbva logo

Parece que el software libre tiene un futuro prometedor. Sin embargo, para forjarnos una idea de cómo puede ser en verdad antes de que se nos eche encima, nada mejor que analizar el presente y consultar a nuestros especialistas en esta tecnología, que para algo les han servido los años de estudio y de dedicación a ella.

El presente del software libre en España

Quizá el argumento del ahorro presupuestario es el más importante para la implantación del software libre en la Administración Pública, pero a Juan Julián Merelo no le gusta usarlo: “Como si fuera tan fácil como un día dejar de pagar licencias y el siguiente todo el mundo es ya productivo usando el software libre correspondiente... En general, no es así; la Administración tiene que invertir en formación y en desarrollo de software para poder implantar soluciones con éxito, como se ha visto, por ejemplo, en Zaragoza, o en la administración de la Universidad de Córdoba o de Murcia. Por eso, para mí el argumento más importante es la libertad presupuestaria: una vez implantado el software libre, liberas una partida del presupuesto que puedes usar para lo que quieras, TIC o cualquier otra área. No tienes que bloquear una parte del presupuesto para pagar, año tras año, las licencias, arriesgándote además a subidas arbitrarias, como más de una vez ha sucedido (y seguirá sucediendo)”.JJ Merelo: "Como si fuera tan fácil como un día dejar de pagar licencias y el siguiente todo el mundo es ya productivo usando el software libre correspondiente..."

Por su parte, Ramón Ramón reflexiona de la siguiente manera: “Es un argumento sólido y muy socorrido, pero no creo que a corto plazo se ahorre, e incluso, en ocasiones, se incrementará el coste. Pero eso no quita que no existan importantes beneficios económicos: el principal es que se cambia el destino del esfuerzo económico; pasa de ser pagos de royalties o derechos de uso y la intermediación de alguna empresa a la contratación de profesionales y empresas de la región.

”Además, genera mucha, mucha riqueza, aunque los defensores del software privativo digan lo contrario: el software que realmente genera dinero es el privativo.

”Pero igual de importante es, en mi humilde opinión, y así se convirtió en la principal apuesta en muchos países de Latinoamérica, la soberanía tecnológica. Es decir, que sean los representantes elegidos por el pueblo los que tengan el control de la tecnología y, por lo tanto, de su país, y no las transnacionales o los servicios de inteligencia de terceros países. Lo peor es cuando, además, las multinacionales que llevan tantos años sangrando a países y administraciones declaran la neutralidad tecnológica. La soberanía tecnológica es el resultado de la libertad”.

David Úbeda opina que es probable que el argumento del ahorro presupuestario “tenga bastante influencia en la implantación, y más en los tiempo que corren. Sin embargo, nunca debería ser el argumento de mayor peso. Para explicar esto, pongo un ejemplo bastante común en educación, donde un profesor enseña a un grupo de estudiantes un algoritmo matemático con un software privativo: ¿tendría sentido que los estudiantes únicamente pudieran implementar ese algoritmo mediante un software concreto? Seguro que no. Deberían aprender el algoritmo y tener la libertad de poder implementarlo con cualquier software que lo Ramón Ramón: "Que sean los representantes elegidos por el pueblo los que tengan el control de la tecnología y, por lo tanto, de su país"permita. A esos estudiantes se les habrá de transmitir conocimientos, conceptos o procedimientos, pero se debería respetar que la implementación informática del algoritmo para resolver un problema se pudiera resolver con cualquier software, y para la enseñanza, tratándose de educación pública, lo lógico sería que ese software fuera libre, siempre que se permita. Otra cosa bien distinta es que no hubiera software liberado para trabajar en una materia concreta”.

Aprovechando que Úbeda ha traído a colación el campo de la enseñanza, se despierta la curiosidad acerca de cómo verán el establecimiento del software libre en la educación española, si evoluciona favorablemente. Merelo se centra en la educación superior, pero no ve tendencias claras: “Aunque, por desgracia, se siguen usando muchísimo las herramientas privativas, sí es cierto que ciertas tendencias como la computación en nube o la ciencia de datos, que se basan casi exclusivamente en software libre, ayudan a la extensión de esta tecnología. Y al menos están emergiendo iniciativas como las oficinas de software libre, que ayudan a que se conozca y se use más, y en algunos casos, como la de la Universidad Miguel Hernández o la de Zaragoza, o la coordinadora de oficinas de software libre de Galicia, están haciendo un excelente trabajo”.

software libre
Juan Julián Merelo - Fundación Telefónica

Ramón es rotundo; la implantación del software libre en la enseñanza no evoluciona favorablemente: “Primero, por los ataques constantes de políticos corruptos e ineptos; el ejemplo más claro el que ha ocurrido hace muy poco: Extremadura y sus escolares vendidos por un gobierno en funciones a la transnacional de la opresión. Y segundo, porque hay muchos profesores que no quieren innovar, no quieren abrir su mente y prefieren adoctrinar o esclavizar a futuras generaciones en lugar de realizar un mínimo esfuerzo y aprender nuevas tecnologías”.

En su caso, Úbeda cree que, “si algo positivo han traído estos recortes irracionales en educación, es que la gente se ha tenido que reinventar en docencia porque, entre otras muchas cosas, no se pueden comprar o renovar ordenadores o licencias costosas. Afortunadamente, en España tenemos grandes docentes que han sabido dar una vuelta de tuerca para adaptarse a estos tiempos difíciles. Desde luego, esto ha hecho que el profesorado se haya tenido que adaptar rápidamente a esta situación y, por tanto, su implantación [la del software libre] haya evolucionado más rápido. También es cierto que todos hemos aprendido a realizar una racionalización del gasto público mayor que la que se realizaba anteriormente. Esto debería ser una lección para no olvidar nunca.

”Sin embargo, en educación todavía queda mucho camino por recorrer. Habría que revisar que muchos estudiantes en su etapa previa a la universidad hayan empleado distribuciones de GNU/Linux en sus respectivas Comunidades Autónomas (véase Lliurex en la Comunidad Valenciana) y que, cuando llegan a la universidad, les tengamos preparadas aulas de informática con sistemas Microsoft”.

En efecto, queda mucho camino por recorrer en esto del software libre. Pero ahora estaría bien saber lo que piensan acerca de las iniciativas que se han puesto en marcha para el uso del software libre en la Administración pública y si habría que aprobar un apartado específico y detallado en la legislación para lograr su implantación. Merelo no parece muy convencido: “¿Cuáles iniciativas? Sé de ayuntamientos, como el de Zaragoza, que están migrando a software libre, diputaciones como la de Granada, que tiene un programa de implantación de una distro propia bastante avanzado pero, la verdad, en la Administración General del Estado no conozco ninguna iniciativa.

”De hecho, hay iniciativas generales que van desde algo tan obvio como que no se mencione una marca determinada a la hora de adquirir una aplicación, y generalmente se logra la manera de evitarlas, al Esquema Nacional de Interoperabilidad (ENI), que recomienda el uso de estándares abiertos para documentos y demás. Aun así, todavía Ramón Ramón: "El software libre es la receta contra la corrupción. Es un compromiso con la democracia"tengo que usar un ordenador con Windows casi exclusivamente para firmar documentos de la administración.

”Así que supongo que en general, la respuesta corta es que las iniciativas, al menos las que yo conozco (que igual las hay y no las conozco) son insuficientes”.

Como Merelo, Ramón echa en falta “más esfuerzo, y más en periodos como estos, de crisis. Recuerdo que, cuanto más se hablaba de crisis en España, más me preguntaban amigos de otros países cómo era posible que, teniendo la solución nuestros gobernantes en sus manos, no la aprovecharan. Contra los recortes, más software libre y menos neutralidad.

”¿Por qué la Administración no usa software libre? Y si apostar por el software libre es apostar por acabar con la corrupción, ser más transparentes, tener mayor democracia, generar empleo de calidad, apostar por nuestras empresas y nuestras futuras generaciones, es, sin lugar a dudas, una cuestión de Estado, pero me temo que nuestros gobernantes no lo ven así.

”El software libre es la receta contra la corrupción. Es un compromiso con la democracia”.

software libre
Ramón Ramón - Albaciudad.org

Úbeda piensa que el establecimiento del software libre en la educación española llegará por sí solo: “Caerá por su propio peso. Pero antes se debe concienciar a usuarios y trabajadores acerca de los beneficios del uso de software libre en la Administración Pública. Si no se cree en ello de forma mayoritaria, difícilmente la aprobación de una normativa podría tener éxito. Además, un error en su implantación podría conllevar un estrepitoso fracaso del que podría ser difícil recuperarse.

”Fijaos en que, internamente, en las Administraciones Públicas resulta complicado coordinar este tipo de iniciativas de forma interna, así que imaginaos aprobar una normativa a nivel nacional. Por otro lado, tenemos un handicap contra el que debemos luchar para vencerlo, y es la negación a abandonar la zona de confort respecto al software o sistema que utilizamos”.David Úbeda: "Se debe concienciar a usuarios y trabajadores acerca de los beneficios del uso de software libre en la Administración Pública"

Abandonando o no la zona de confort, ¿creerán que queda mucho camino por recorrer para que el software libre alcance todo su potencial en el mundo?, ¿de qué países debería aprender España? Merelo no cree que haya que aprender de nadie, lo que tampoco quiere decir que seamos los maestros. Iniciativas como Linex o las propias oficinas de software libre de las universidades son bastante únicas. Temas como la ley de transparencia, aunque no son perfectas, van más allá de la legislación en otros muchos países. Y hay una comunidad de usuarios y desarrolladores activa y entusiasta.

”Pero hay mucho camino que recorrer. En general, las iniciativas de arriba a abajo, desde la Administración, ignoran las que surgen de abajo, de los grupos de usuarios, que tienen poca continuidad, aunque sí es cierto que hay mucha comunicación entre todas las iniciativas libres que van desde el hacktivismo hasta las cooperativas integrales o bancos de tiempo, pasando por redes libres o comunidades de datos abiertos. Si me centro en la universidad y en la enseñanza, que es mi negocio, todavía queda un largo camino para adoptar, no ya el software libre, sino hasta la libertad del software como buena práctica. Es ilógico que en la universidad, donde en general no te dicen que tienes que estudiarte una asignatura usando un solo libro, te obligue a usar una sola aplicación o JJ Merelo: "Las iniciativas de arriba a abajo, desde la Administración, ignoran las que surgen de abajo, de los grupos de usuarios"lenguaje de programación. Eventualmente, las oficinas de software libre y grupos de usuarios deberían de convertirse más en comunidades de intereses mutuos (por ejemplo, usuarios de un programa o lenguaje) que comunidades de advocacy, de forma que las ideas de libertad del software libre sean adoptadas como mejor práctica por las Administraciones. Pero todavía queda un camino por recorrer, me temo.

Ramón se muestra de acuerdo: “Sí, aún hay mucho por hacer. España fue en su momento una potencia. Pero hoy en día se encuentra muy relegada. Aprender de países como Brasil o Ecuador pero también de Francia en diferentes ámbitos sería algo muy recomendable.

Y Úbeda insiste en la misma idea: “Queda mucho camino por recorrer, pero lo importante es que vamos por el camino correcto. Es difícil de cambiar todo lo malo de la noche a la mañana, ya que cada país posee una situación política, social, cultural y económica distinta”.

El futuro del software libre

software libre
David Úbeda - Radio.umh.es

Habiendo preguntado a Merelo acerca de cómo ve el futuro del software libre y cómo espera que se desarrolle esta tecnología y su expansión durante los próximos años, responde que no tiene ni idea, que se ha dejado la bola de cristal en otros pantalones; pero acaba mojándose: “Hay una tendencia últimamente que es pasar de licencias fuertes como la GPL a licencias más permisivas como la Apache o la MIT. No sé si se acentuará o tomará derroteros que podrían ser menos agradables. También hay una tendencia a usar y desarrollar ecosistemas de herramientas: se habla de DevOps, de Full-Stack, de forma que va a ser más complicado ser un caballito de un solo truco: habrá que aprender y controlar una panoplia bastante amplia de herramientas, una de las cuales posiblemente tendrá que ser JavaScript, y otra, el Git. Del resto, es difícil predecir, sobre todo acerca del futuro. Hace poco he enterado que había dos herramientas de construcción de JavaScript de las que nunca había oído hablar. Ya conocemos el chiste: “Días que han pasado sin que salga un nuevo marco MVC en Javascript”. Ahora, el Perl 5 dejará paso al 6, el Python 2 al 3...Ramón Ramón: "Todas o la mayoría de soluciones maduras y profesionales son en software libre"

Posiblemente el software libre sea cada vez más mainstream, pero con el paso del ordenador de escritorio al reino de los tablets y de ahí al de los wearables, no sé qué diablos va a pasar. Lo que sí está claro es que en el software libre, como en la informática en general, hay que aprender cosas nuevas todas las semanas, si puede ser sin olvidar lo que uno sabía de antes”. Y remata, socarrón: “Salvo el C++, que si lo olvidas no pasa absolutamente nada”.

Ramón, en cambio, ve el futuro del software libre “mucho más lento de lo que nos gustaría a los apasionados de la libertad tecnológica. Los intereses que hay en contra de la evolución tecnológica son conocidos; la industria siempre se resiste a evolucionar y, en connivencia con políticos corruptos, técnicos ineptos y la gran maquinaria de comunicación y marketing existente, hacen que este trabajo de David contra Goliath avance con demasiada lentitud.

”Aun así, hay motivos para la esperanza, y el ejemplo más evidente es el big data, y que todas o la mayoría de soluciones maduras y profesionales son en software libre”.

Y en lo que a Úbeda respecta, ve el futuro del software libre de forma muy positiva: “Creo que en educación se están asentando las bases para que nuestros titulados comiencen a salir al mercado con cultura open, y esto ayudará a cambiar la mentalidad de las empresas que todavía desconfían de este tipo de tecnología desarrollada por la comunidad”. Esperemos que sus palabras sean una profecía cumplida en no demasiado tiempo.

--

¿Te has quedado con ganas de más? Puedes encontrar información adicional sobre el software libre en el nuevo ebook de BBVA.