The Hobbit: así es su tecnología detrás de las cámaras

¿Te has preguntado alguna vez cómo Peter Jackson dio vida a Smaug o a Gollum, cómo se creó la Tierra Media o Mordor? Ahora tienes la oportunidad de conocer de primera mano y de parte del equipo de producción de The Hobbit todos los secretos detrás de las cámaras.

Presentado por
marinela logo

Ya tenemos entre nosotros la última película de la trilogía de The Hobbit, y tras unos días después del estreno mundial (aunque todavía quedan países que esperan esta última entrega), con una críticas bastantes positivas por todos los afortunados que han tenido la oportunidad de ver la cinta, nos hemos preguntado qué hay detrás de The Hobbit, cómo se hizo una de las adaptaciones más importantes de los últimos años, y qué sorpresas tienen en la manga el equipo de producción del filme.

A pesar de que la primera cinta de The Hobbit llegaba unos cuantos años después de la última de The Lord of the Rings -nueve años exactamente-, poco ha cambiado la forma de rodar de Peter Jackson para nueva trilogía, amén de un uso más innovador de la tecnología cinematográfica, nuevas animaciones, y el uso casi constante en toda la cinta de la animación de los actores para convertirlos en personajes de ficción.

El uso de CGI, la animación por ordenador y el 3D HFR son algunos de los derroches tecnológicos que el espectador puede disfrutar en The Hobbit: The Battle of the Five Armies. ¿Para qué es y para qué sirve cada una de estas tecnologías?

3D HFR

Peter Jackson fue el primero en utilizar la técnica del HFR (high frame rate) para la primera entrega de The Hobbit, y en esta ocasión repite con The Hobbit: The Battle of the Five Armies. El uso de los 48fps ya es casi una constante en la grandes producciones de los últimos años, pero, ¿qué supone el uso del HFR en The Hobbit? En síntesis, el uso del HFR en The Hobbit permite que, en aquellas salas de proyección que cuenten con esta tecnología, las imágenes sean mucho más nítidas, y sobre todo, mucho más realistas.

HFR permite transiciones más suaves y escenas mucho más realistas

Con el uso del HFR, la tasa de imágenes por segundo se dobla respecto a los tradicionales 24fps del cine, de forma que las transiciones son mucho más suaves y realistas y la experiencia del espectador es mucho mejor, sobre todo cuando entramos a ver una cinta en 3D. De ahí el interés de Jackson de utilizar el HFR y el 3D para la trilogía del The Hobbit. Dejemos que nos lo explique el propio director y el equipo de producción:

Hace 100 años las películas eran en blanco y negro y no tenían sonido. En 100 años no tengo idea de cómo van a ser las películas, pero puedo garantizarte que no van a filmarse en 24 cuadros por segundo. La ventana de conexión con el espectador cada vez está más comprometida por ver los contenidos en sus iPads o iPhones y se está volviendo un asunto realmente serio para la industria - Peter Jackson

CGI y animación por ordenador

El CGI es otro de los puntos más importantes de la producción de The Hobbit. Las imágenes generadas por computador son, sin duda, unos de los pilares fundamentales para el cine en los últimos años. Básicamente permite a los directores y al equipo de producción poner delante del espectador contenido que de otra forma sería imposible, creando modelados y animaciones por ordenador, utilizando como base a los propios actores y a parte del decorado. Sin duda, esta tecnología ha cambiado la forma de hacer cine, y atrás han quedado los grandes maquilladores, los disfraces elaborados y los grandes decorados. Ahora, es suficiente un chroma y especialistas capaces de dar vida a los personajes por ordenador.

hobbit chroma

En este sentido, Peter Jackson no ha sido ajeno al uso de CGI para sus películas. The Lord of the Rings ya fue un buen ejemplo de ello, con personajes totalmente animados por ordenador como Gollum; pero sin duda, con The Hobbit, el director ha alcanzado su máximo esplendor. De hecho, parte del rodaje de The Lord of The Rings ha criticado fuertemente a Jackson por el uso desmedido de esta tecnología en sus películas y sobre todo en The Hobbit.

Hace poco era Viggo Mortensen el que criticaba en una entrevista de The Telegraph a Peter Jackson por el uso desmedido del CGI, y como el abuso de esta tecnología fue subiendo exponencialmente con el uso de las imágenes por ordenador en la trilogía de The Lord of the Rings, y en mayor medida en The Hobbit.

Lógicamente, si se quieren crear mundos de fantasía a día de hoy, todo pasa por el CGI. Atrás quedaron los tiempos de películas como La historia interminable con sus modelos a tamaño real de los personajes, en una época en la que el uso del CGI para todo era un utopía por la falta de tecnología y por el coste de la misma, aunque fuera a la más pequeña escala. No obstante, si no acabamos de entender cómo funciona el CGI, el equipo de producción de la cinta nos vuelve a explicar cómo se usó en The Hobbit:

Sin duda, el uso de estas tecnologías ha supuesto un antes y un después para el cine, y somos nosotros, los espectadores, los que más podemos disfrutar de estos mundos de fantasía hechos gracias a esta tecnología y a las imágenes generadas por ordenador, y que sin duda justifican el coste de The Hobbit y que desde luego es el espectáculo perfecto para combinar con unas barritas.

Page_Post_MIni_1 (2)