Los teléfonos reacondicionados ganan peso entre los usuarios con descuentos de hasta el 70%

Comprar un teléfono de alta gama de Samsung, Apple o Huawei nunca había sido tan fácil, tan seguro, tan barato y tan ecológico.

Presentado por

Todos los que somos un poco aficionados a la tecnología y, en concreto a la telefonía móvil, valoramos la experiencia que nos ofrece un smartphone de alta gama. Sin embargo, el principal obstáculo para hacernos con él, suele ser el precio.

Desde hace unos años, el mercado de los teléfonos reacondicionados se ha convertido en la mejor opción para tener un teléfono de alta gama, con todas las garantías de calidad y con un precio que puede llegar a ser incluso un 70% inferior.

El auge de este mercado se debe a que un teléfono reacondicionado, adquirido en un retailer de confianza, ofrece muchas más tranquilidad al comprador que el clásico mercado de segunda mano, donde la única garantía que tienes es la palabra del vendedor. Acudir a un lugar como Back Market es la mejor opción si no queremos sustos.

Ventajas de comprar un producto reacondicionado

Existen varios motivos que hacen de la compra de un teléfono reacondicionado una buena opción.
El primero, y posiblemente en el que piense la mayoría de personas, es el económico. Los descuentos en Back Market van desde el 30% al 70%. Un ejemplo: la compra de un iPhone X tiene un descuento del 40% por lo que pasamos de 709 euros, PVP, a 436 euros.

El segundo motivo es que no perdemos algunas ventajas que tenemos en la compra de un producto nuevo, como los dos años de garantía, la certificación de calidad o la facilidad de pago. Back Market acepta tanto tarjetas de crédito y débito, como PayPal y la financiación a plazos.

El tercer motivo es el ecológico. Imaginemos por un momento cómo puede ayudar a reducir el impacto en el medio ambiente la reutilización de un dispositivo electrónico. Back Market, por ejemplo, ha evitado que se viertan al planeta 1.700 toneladas de residuos electrónicos y el desperdicio de 72 mega toneladas de materias primas. Todo ello al mismo tiempo que ofrece la posibilidad a todo el mundo de hacerse con el mejor equipamiento electrónico.

Smartphones iPhone, Samsung o Huawei con grandes descuentos

Son tres las marcas que durante los últimos años están liderando la innovación en la telefonía móvil, con cámaras cada vez más profesionales, softwares más depurados que mejoran la experiencia de uso y potentes especificaciones técnicas para que el rendimiento de nuestro teléfono sea el mejor en cada momento. Apple, Samsung y Huawei tienen teléfonos que superan los 1.000 euros y que son para muchos los mejores dispositivos del mercado. Si estabas pensando en comprarte uno, aquí tienes una selección de teléfonos reacondicionados que podrás encontrar en Back Market: desde el icónico iPhone X, que marcó un antes y un después no sólo en Apple, sino en el mundo de los smartphones en general, hasta el Samsung Galaxy S9 o el Huawei P20 Pro.

  • iPhone 8: es el teléfono perfecto para todos aquellos que buscan un dispositivo completo en unas dimensiones compactas. Tiene certificación IP67, con lo que lo podrás mojar, y una pantalla IPS lCD tiene 4,7 pulgadas. En su interior, un chip A11 de Apple con seis núcleos, memoria RAM de 3GB e interna de 64 GB.

  • iPhone 7: uno de los teléfonos que mejores críticas ha recibido, ya sea por su rendimiento o por su durabilidad. El iPhone 7 es un buen teléfono si no buscamos gastar demasiado dinero pero no queremos renunciar a una pantalla Retina de alta definición o una cámara principal de 12 megapíxeles con aoutofocus, OIS y Flash TrueTone con 4 LED.

  • iPhone X: el icono por excelencia de Apple. El teléfono que conmemora los diez años del iPhone. El iPhone X destaca en todo: diseño, cámara, rendimiento y experiencia de uso. Un auténtico objeto de deseo para todos los aficionados de Apple.

  • iPhone XR: el iPhone XR salió al mercado como la opción más económica de Apple pero sin escatimar en nada. Nació a la sombra del alta gama iPhone XS y lo único en lo que se diferencia es en la pantalla y en el módulo de cámara. Sin embargo, no te arrepentirás de este teléfono. Y la prueba es que se ha convertido en uno de los más vendidos de su historia en tan sólo dos años.

  • iPhone 8 Plus: si estás buscando ir un paso más, el iPhone 8 Plus es sin duda tu mejor opción. No te fijes en el diseño, fíjate en todo lo que puede hacer. Tiene el chip más inteligente y con más potencia que ha tenido un smartphone. Su cámara te permitirá sacar imágenes increíbles, principalmente el modo retrato.

  • Samsung Galaxy S9: durante años, Samsung ha sido la marca que más teléfonos ha vendido. De entre todos, la familia Galaxy, principalmente la S, es la más popular. En este caso, puedes hacerte con Galaxy S9 por un precio muy bajo. A cambio recibirás un teléfono con una cámara increíble que funciona como el ojo humano, adaptando el diafragma a cada situación. Su autonomía, procesador y rendimiento también te dejarán sorprendidos.

  • Huawei P20 Pro: uno de los últimos teléfonos que aún cuenta con los servicios de Google por lo que es una compra muy recomendable. A partir de este teléfono, Huawei entró por la puerta grande en el ránking de los mejores fabricantes. Este modelo Pro igual y, en muchas ocasiones supera, a los teléfonos actuales más avanzados.

Dónde acudir

Una vez que tenemos claro que queremos un teléfono reacondicionado, hay que tener claro dónde acudir. Si la principal característica es la fiabilidad, de nada sirve acudir a un sitio poco recomendado. Uno de los que mejores opiniones está recibiendo de manos de sus clientes es Back Market, el primer marketplace dedicado en exclusiva al reacondicionado electrónico. No sólo vende teléfonos, sino que también tablets, ordenadores, videoconsolas, dispositivos de audio (como auriculares) o electrodomésticos. Todos estos productos, antes de ponerse a la venta, han sido certificados por profesionales, que realizan los ajustes necesarios antes de lanzarlo de nuevo al mercado a un precio mucho más reducido.

Marketplaces como Back Market refuerzan la teoría de que cada vez es menos imprescindible comprar un dispositivo nuevo. Pasó con el mercado de los coches, donde los concesionarios de ocasión superan en ventas a los oficiales, y pasa ahora también con la tecnología.