Para la joven irlandesa Alex fue toda una sorpresa acudir hace unos días a casa de su abuela. La aspirante a actriz, originaria de Cork, compartió en su cuenta de Twitter (@Alex_Bermingham) el inusual hallazgo que encontró en la vivienda familiar al observar con atención el nuevo árbol de Navidad. Alex descubrió que las bolas que su abuela había ido a comprar tiempo atrás a Dunnes Stores contenían en realidad tangas de color lavanda. La mujer de 74 años no se había percatado de la existencia de este inesperado regalo en su interior, por lo que colocó las bolas navideñas como adorno en el árbol hasta que su nieta se dio cuenta de la confusión.

Alex compartió los sorprendentes hallazgos a través de su cuenta de Twitter, donde difundió las imágenes de las bolas ficticias y de los tangas que se escondían en su interior. El mensaje con las cuatro fotografías se ha hecho viral, ya que ha sido compartido más de 15.000 veces y ha recibido aproximadamente 56.000 'me gusta' en el momento de la publicación de este artículo. No hay duda de que su tuit ha provocado más de una carcajada entre los usuarios de esta red social, donde la joven actriz irlandesa también ha explicado la reacción de su abuela cuando le comentó la confusión. "Todo el mundo en la tienda debe haber pensado que soy una pervertida", le dijo la señora a su nieta, sorprendida por el descubrimiento de la ropa interior en lo que creía que eran unas simples bolas para un árbol de Navidad.

"Os deseo a todos una morbosa Navidad", ha bromeado Alex en su cuenta de Twitter. Una red social en la que en los últimos días se han viralizado divertidos mensajes sobre los famosos grupos de padres de WhatsApp. Unos canales que podrían ser muy útiles para mejorar la comunicación entre las familias y que, sin embargo, se han transformado en un auténtico infierno de notificaciones. Por fortuna, dos hilos diferentes de Twitter nos han explicado recientemente la realidad detrás de estos grupos de WhatsApp de padres causando más de una carcajada entre los usuarios.