Elon Musk ha querido descartar cualquier duda sobre sus intenciones de lanzar su Tesla Roadster a la órbita de Marte, subiendo a su cuenta de Instagram imágenes del Falcon Heavy con su vehículo color cereza dentro. El CEO de SpaceX había anunciado el pasado 1 de diciembre que lanzaría su auto en el nuevo cohete, pero luego sugirió que estaba bromeando. Ahora lo ha hecho oficial nuevamente con las fotografías que publicó este viernes 22 de diciembre, horas más tarde de que se filtrara en Reddit una imagen de baja calidad que mostraba al automóvil siendo preparado para el despegue previsto en enero de 2018.

"Los vuelos de prueba de nuevos cohetes generalmente contienen simuladores de masa en forma de bloques de hormigón o acero. Eso parecía extremadamente aburrido. Por supuesto, cualquier cosa aburrida es terrible, especialmente las compañías, así que decidimos enviar algo inusual, algo que nos hiciera sentir", explicó Musk en su post, y añadió:

La carga útil será un original Tesla Roadster, reproduciendo Space Oddity [de David Bowie], en una órbita elíptica de Marte de mil millones de años.

El primer lanzamiento del Falcon Heavy estaba previsto originalmente para el pasado mes de noviembre, pero fue retrasado para inicios del próximo año. El objetivo de lanzarlo a la órbita marciana es que tome pulso para adentrarse en el espacio profundo. Sin embargo, existen posibilidades de que se desintegre en pleno vuelo. Musk ha admitido que podría terminar (o comenzar) con una explosión, por lo que SpaceX ha preferido usar el Tesla Roadster del CEO para el primer vuelo** de su nuevo cohete.