La historia de Star Wars es bien conocida por millones de personas gracias a las películas. Sin embargo, en los últimos meses la trama se expandió de forma muy interesante hacia los cómics, mismos que han revelado datos impactantes sobre el universo creado por George Lucas. En noviembre, Darth Vader mostró su poder para conectar con el mundo de los muertos. Ahora el tema está relacionado con el pasado del villano, concretamente con Anakin Skywalker.

Qui-Gon Jinn siempre será recordado como el personaje responsable de reclutar a Anakin, quien años más tarde se convertiría en un Sith. Aunque la narrativa se presta para pensar que fue una gran equivocación, la realidad es que el maestro sabía que Skywalker tendría contacto con el lado oscuro de la Fuerza. El cómic Star Wars: Age of Republic: Qui-Gon Jinn desvela que esa situación siempre estuvo dentro de sus planes, pero por desgracia no pudo culminar su papel como mentor.

Antes de cruzarse con el niño de Tatooine, el maestro ya sentía frustración porque creía que los miembros del consejo Jedi habían perdido el rumbo sobre el entendimiento de la Fuerza. Qui-Gon tuvo una visión donde la luz derrotaba a la oscuridad, no obstante, la segunda también era necesaria para lograr el ansiado equilibrio. Por supuesto, este pensamiento nunca salió de su boca. Para los Jedi era inaceptable considerar que el lado oscuro podría ayudarles a cumplir sus propósitos.

Queda claro que existían diferentes interpretaciones de la profecía sobre el "El elegido". Para los Jedi significa que alguien poderoso aparecerá y destruirá a los Sith, mientras que Qui-Gon creía que era aceptar la oscuridad para que la luz pueda vencerla. Una vez que encontró a Skywalker sabía que no se trataba de una simple coincidencia. El joven tenía la capacidad de dar equilibrio a la Fuerza, nunca se equivocó. Desafortunadamente, los Jedi percibieron el lado oscuro de Anakin y lo vieron como una amenaza.

¿Qué pasa si Qui-Gon no es derrotado por Darth Maul? Hubiera continuado con el entrenamiento de Anakin. Seguramente el drama de la primera trilogía no habría sucedido. Todo esto cambia la percepción sobre varios personajes. Quizá Yoda, miembro del consejo, no es tan sabio como muchos creíamos. Tampoco Obi-Wan Kenobi, quien se convirtió en el maestro de Anakin tras la muerte de Jinn. Tal vez ninguno quería admitir la realidad.

El mismo cómic muestra un momento donde Qui-Gon cuestiona a Yoda sobre el verdadero propósito de los Jedi: "Incluso aquí en Coruscant, la casa del consejo Jedi, hay poco entendimiento de nuestro propósito. Somos vistos como soldados, sirvientes de políticos, con poca mención de la propia fuerza". El pequeño ser verde se limitó a responder que la Fuerza sigue siendo misteriosa y malentendida por muchos que la usan. Jinn insistió: "Somos usados como arma de la República y por lo tanto vistos como tal, quizá incluso por nosotros mismos". Si la muerte de Qui-Gon no era demasiado triste, la historieta se encarga de completar la tragedia.