Los gatos son animales curiosos. A pesar de ser pequeños, peludos y adorables, poseen la personalidad de un león adulto, o de cualquier otro cazador felino. Es esta consideración la que las hace una de las mascotas más comunes y queridas alrededor del mundo.

Dos tercios del día se la pasan durmiendo. El resto del tiempo lo invierten en comer, jugar, lamerse el cuerpo y volverse locos al ver cualquier otra criatura que pudieran cazar.

En resumen, los gatos son máquinas de matar tremendamente efectivas, presentadas en un paquete que no podría ser más ajeno a sus características salvajes y agresivas.

Todas las características que debe poseer un cantante que se respete.

Lamentablemente, no existen suficientes hogares para que todos los gatos del mundo vivan como reyes y reinas. Existen millones de gatos callejeros que deben esforzarse día a día por su supervivencia. Su estilo de vida singular cambia su aspecto por completo. Estos animales son bastante diferentes a los mininos a los que estamos acostumbrados.

El fotógrafo lituano Gabrielius Khiterer se ha dedicado a capturar increíbles retratos íntimos de los gatos callejeros de su ciudad natal. Esta fue una gran idea ya que el resultado es sorprendente.

Pelajes coloridos, ojos amenazadores, miradas intensas, etc. En general, los gatos que verán a continuación tienen un aspecto bastante excepcional, más cercano a las bestias que aparentan ser que a las ágiles bolas de pelo que son.

Se nos hace difícil imaginar lo complicado que debió haber sido conseguir estas fotografías. Si ya es complejo sacarle una foto a tu gato en la comodidad de tu hogar, en un escenario ajeno con animales extraños debe llevar aun más trabajo. Por eso Gabrielius se merece nuestras alabanzas.