Primero un desplome del 77%. Y, justo después, un pico de +48% respecto a las cifras habituales. Ese fue el impacto que el portal pornográfico PornHub detectó en sus servidores con motivo de la falsa alarma de ataque nuclear que los ciudadanos Hawaianos recibieron el pasado 13 de enero.

En el momento justo de la alerta, el tráfico procedente de la región cayó un 77% respecto a lo habitual. Los espectadores, por razones más que obvias, cerraron de inmediato su navegador web y buscaron la forma más rápida de huir de la isla, que, según la notificación de las autoridades, estaba en grave riesgo en ese momento.

Minutos más tarde, afortunadamente, se confirmó que aquella notificación inicial había sido enviada por error, y que la isla norteamericana estaba a salvo de cualquier misil balístico de largo alcance.

¿Cuál fue la reacción de las personas afectadas tras conocer que todo era una falsa alarma? Ver más porno de lo habitual.

Según las estadísticas de Pornhub, el tráfico de la web procedente de Hawaii fue un 48% superior a lo habitual (tomando como referencia los datos de semanas anteriores). En otras palabras: tras el terror de un misil nuclear, los ciudadanos de la región norteamericana buscaron "relajar tensiones" acudiendo al famoso portal de Pornhub.