¿Podrás encontrar a este animal camuflado?

La naturaleza sin duda lo ha pensado todo. Soy efectivamente un producto de la misma, y soy carne propia de lo que significa camuflarse en un oficio.

El animal, utiliza su entorno para desaparecer. Un escritor, puede usar muy bien su oficio desquiciado para nunca ser encontrado. Alguien que pretende revelarse a sí mismo en su obra lo puede lograr, pero si busca totalmente lo contrario puede realizarlo con facilidad.

Muchos tratan de la desaparición, de unir ese mundo de letras para usarlos de manto y en esa emoción de anonimato encuentran propiamente dicho su verdadera identidad. Nos escondamos en el mundo exterior, nos escondamos en otro sexo o nos escondamos en una edad lo suficientemente escasa para hacer a todo el mundo dudar de su experticia.

Antes de continuar debo terminar mi tarea...

Pero he hablado demasiado, revelado suficiente —es broma nunca será más de lo planeado y en esta farsa he perdido lo que debería ser esencial en mis escritos, y el resto de artículos: la idea principal. A continuación un poco más de ambientes que esconden, donde te reto a descubrir al animal, que por si no lo has hecho todavía te doy otro consejo: sigue las negrillas.

Tropidoderus Childrenni.

Sapos camuflados de hojas.

Oruga barón.

Uroplatus Gecko.

Caballito de mar pigmeo.

Gran búho cornado.

Araña lobo.

Rana gris.

Gekkota con una cola de hoja.

Leopardo de nieve.

Gran búho gris.

Polilla pájaro luna.

Araña envolvedora.