Nota editorial:
Ya hemos secuestrado al señor presidente en artículos pasados, cosa que nos trajo muchísimos problemas legales —incluso si este fue hipnotizado con precisión antes de ser devuelto a la Casa Blanca—. Por lo que para aliviar un poco todo el rollo legal, no podrá hacer una aparición estelar en este artículo.


¿Alguna vez se han preguntado la película favorita de una persona y cuándo conocen la respuesta empiezan a entender todo sobre su personalidad? Bienvenidos entonces a una clase estelar sobre quién es Donald Trump.

En la pequeña ciudad de Chicago, la niña de pueblo Hillary Clinton soñaba con escapar a un mundo mágico e inigualable conocido como Washington D.C. Lástima que debió chocar sus zapatillas más de tres veces cuando se cruzó con el temible Mago de Oz —la película favorita de Hillary Clinton—.

Regresando a su versión mucho más poblada y contaminada de Kansas, un mafioso de clase alta que disfrutaba de las peleas sangrientas y los amoríos de Clark Gable asumió el mando.

"Francamente, querida, me importa un carajo".

A continuación entenderán todas esas referencias que no tienen sentido ahora, y sobretodo, cómo uno de los hombres más ofensivos de la política llegó al poder.

Contacto Sangriento

Warner Home Video.

Series como House of Cards nos han demostrado que la política no es un juego amistoso, y la persona que mejor entienda esto tiene abierto el Salón Oval. Sólo hay una forma de lograrlo: con la sangrienta y extremadamente divertida película de Jean-Claude Van Damme.

Trump dijo en un perfil para The New Yorker que esta película era "increíble y fantástica" dándole la tarea a su hijo de adelantar las partes aburridas del filme para "conseguir ver esta película de dos horas en 45 minutos". Después habló directamente con el reportero para decirle: (insertar voz de Trump divirtiéndose)

Quieres escribir que Donald Trump estaba amando esta película ridícula de Jean Claude Van Damme , ¿pero estás dispuesto a escribir ahí que tú la estabas amando también?".

El bueno, el malo y el feo

MGM/UA Home Entertainment.

Pero los puños no lo son todo, también están las armas, la puntería y la astucia. Algo que es casi sinónimo en la película de Sergio Leone.

Un clásico del Oeste que nos muestra exactamente el camino del presidente a través de su nominación para el partido republicano, obviamente siendo este el justiciero sin nombre que viene a eliminar del cuadro al malo de Ted Cruz y al feo de Marco Rubio (claramente en un sentido metafórico). Como dijo en una entrevista para movieline:

Es dura. Es real. Está bien hecha. La música es inolvidable. Los personajes están bien desarrollados y a veces me recuerdan a algunos de los tipos con los que he tenido que tratar en años de negocios".

Buenos Muchachos

Warner Home Video.

El lobo solitario puede ser útil para ocasiones, sin embargo este sistema es poco ineficiente para ganar una presidencia, por lo que se necesitan algunos buenos muchachos.

La mafia ha poseído una buena actitud para los negocios, implementando el sistema de si no me pagas asesinaré a toda tu familia, ¿capiche? (ignorar comentario racista). Y en la misma entrevista Donald dijo:

Gran entretenimiento, con un elenco estelar y dirección fenomenal. La intensidad propulsó la historia adelante y el "negocio" y cómo fue manejado era impresionante".

El Padrino

Paramount Pictures.

Un entretenimiento de vez en cuando es aceptado, lastimosamente no se puede comparar con la gloria máxima del clásico de clásicos El Padrino.

Como hemos mencionado anteriormente, cambió por completo la mentalidad de la mafia norteamericana, y puede que también la del actual presidente. Porque en toda gran manada de buenos muchachos existe un jefe, con el poder suficiente de llevar una familia y hacer todos los comentarios racistas que den a lugar. Otro de sus testimonios fue:

Otro clásico, al igual que El Padrino Parte II. La historia es fascinante y los personajes fueron perfectamente moldeados y dirigidos. El aspecto familiar me intrigó como lo hicieron sus negocios e historia".

Lo que el viento se llevó

Warner Home Video.

Al no incluir El Padrino Parte III como un clásico del cine, Trump nos muestra que posee un alto sentido del séptimo arte dándonos a entender que ninguna lista de películas favoritas puede estar completa sin una pequeña adición romántica.

Mostrando algo de amor por las hermosas relaciones de los años 30s —donde las cachetadas eran una técnica de seducción por naturaleza— y las narrativas con alcance:

Es un clásico. Ha resistido la prueba del tiempo. Para mí, es una historia de amor combinada con un tiempo en la historia de nuestro país que fue fundamental en nuestra evolución. El alcance de la narración es tremendo".

El Ciudadano Kane

Warner Home Video.

Una de las ironías más grandes, una de sus películas favoritas nos cuenta la historia de Charles Foster Kane un hombre plagado de riquezas que lleva una vida política fallida —lastimosamente este no es el caso— y descubre que vivió una vida miserable a pesar de todos sus bienes.

Trump realiza un vídeo análisis de calidad que extrañamente nos habla sobre que el dinero no es lo más importante para después hacernos comprender como una persona en específico se quedó dormida hacia el final. El consejo del presidente es simple, y poco tiene que ver con decisiones de negocio:

—Si pudieras darle un consejo a Charles Foster Kane ¿cuál sería?
—(Trump) ¡Consíguete a ti mismo una mujer diferente!".