Es la comidilla del día en redes sociales, la persona detrás de @JosPastr, una cuenta anónima con más de 80.000 seguidores resultó ser José Miguel Aspas Cutanda, alcalde de Villar del Cobo, una localidad y municipio español de la provincia de Teruel, España, con apenas 200 habitantes.

@JosPastr es considerado una especie de némesis virtual de Gabriel Rufián, diputado y portavoz de Esquerra Republicana, con quien tuvo decenas de encontronazos en Twitter a lo largo de los años. Montajes, GIFs, videos, burlas, parodias y ataques eran las tácticas habituales de la cuenta anónima que también se dirigía de forma habitual a personajes pertenecientes a Podemos.

La historia está llena de ironías. La primera: el descubrimiento lo ha hecho otro personaje anónimo: @Esparroquí, también con miles de seguidores, quien ha defendido el derecho y necesidad del anonimato en espacios públicos.

La segunda: La forma en que se descubrió la persona detrás de @JosPastr fue por descuido y un poco de dejadez de su autor, el ego ganó. A medida que aumentaba seguidores no puro evitar revelar aspectos personales de su vida. A veces para presumir, a veces para intentar darle color al personaje inventado, fue lo que terminó delatándole.

https://twitter.com/Esparroqui/status/956669912994500608

Poco después de que se descubra que Aspas Cutanda era la persona detrás de @JosPastr, la cuenta se puso en modo privado y empezó a borrar decenas de tuits, probablemente los que más problemas le podrían traer en un futuro inmediato.

A fecha de publicación de este artículo, @JosPastr ha vuelto a hacer pública la cuenta y ha respondido a las acusaciones con unos cuantos tuits:

El PP propuso una ley en contra del anonimato en la red: la ironía máxima

A finales de 2017 el Partido Popular registró en el Congreso de los Diputados una propuesta de ley contra el anonimato en internet. La idea era perseguir a aquellas personas que se aprovechan del incógnito para insultar y acosar a otros.

La propuesta fue hecha después de que Alicia Sánchez-Camacho, expresidenta del PP catalán recibiera un tuit donde se le deseaba que sea víctima de La Manada, grupo que presuntamente violó en grupo a una joven en Pamplona.