Una de las cosas más inesperadas de la exitosísima décima novena entrega del Universo Cinematográfico de Marvel, Avengers: Infinity War (Joe y Anthony Russo, 2018), que va camino de convertirse en la película más taquillera de la historia sin considerar la inflación del precio de las entradas, es el modo en que concluye, la terrible derrota que sufren nuestros superhéroes ante Thanos (Josh Brolin), el genocida universal que acaba obteniendo las seis Gemas del Infinito, con la muerte de buena parte de los protagonistas aparejada. Este final ha causado tanto estupor en los espectadores que ha requerido alguna explicación adicional, pero lo que desde luego no necesitaba es que Mark Ruffalo, quien interpreta a Bruce Banner en el UCM, lo espoilease meses atrás, en julio de 2017, cuando respondía a un entrevistador de Good Morning America durante la D23 Expo.

Este evento promocional, que organiza el Club Oficial de Fans de Disney cada dos años, se celebra en el Centro de Convenciones de Anaheim, localidad de California, y fue allí donde a Ruffalo se le fue la lengua. Se suponía que había acudido para charlar sobre todo de Thor: Ragnarok (Taika Waititi, 2017), estrenada el pasado mes de noviembre, pero respondió lo que sigue cuando hablaba acerca de los finales deprimentes de la saga marvelita: “Esperad a ver el próximo... Todos mueren”. Y al reprocharle de inmediato lo que había dicho su compañero Don Cheadle, Máquina de Guerra en la ficción cinematográfica, agregó: “Bueno, no todos”. Y después, al que les entrevista: “¿Podríamos volver a grabar esa parte?”. “Sí, corten eso”, agrega Cheadle, y Ruffalo le pregunta en broma: “¿Estoy en apuros?”. Pero, con los millones de dólares que está cosechando Infinity War en los cines, Marvel Studios no irá a reprocharle nada.