El 7 de noviembre de 1867, un día como hoy hace 150 años, nació Marie Curie en Varsovia (Polonia). La insigne científica, ganadora de dos Premios Nobel por sus estudios sobre el radio, realizó avances fundamentales para comprender la radiactividad. Pero su popularidad también ha venido acompañada de la propagación, en ocasiones, de informaciones no del todo veraces.

En 2015, por ejemplo, una imagen viral de Marie Curie corrió como la pólvora en redes sociales. La fotografía que encabeza estas líneas correspondía en realidad a Susan Marie Frontczak, la actriz retratada por Paul Schroder en 2001, cuando la intérprete daba vida a la investigadora en teatros de todo el mundo a través de la obra Manya. El primero en dar la voz de alarma sobre el bulo fotográfico de Curie fue Joe Hanson en PBS.

A pesar de que la imagen no corresponde con la verdadera Marie Curie, la fotografía ha sido utilizada en múltiples ocasiones en los sellos de países como Togo, Mali, Zambia o la República de Guinea, entre otras regiones, según informó Physics Buzz (Physics Central). La propia Susan Marie Frontczak declaró sentirse halagada por el parecido entre ambas mujeres, que había dado pie a la confusión, aunque la actriz se sentía disgustada por el hecho de que se estuviera utilizando su imagen sin haberle pedido permiso antes.

marie curie
Fuente: Joe Hanson / PBS

marie curie

Después de que la fotografía de Marie Curie se hiciera viral, Susan Marie Frontczak, que también ha dado vida a figuras como Eleanor Roosevelt, Clara Barton, Mary Shelley o Irene Castle, tuvo que aclarar que su pose en la imagen tomada por Schroder no era casual, sino que había elegido imitar a la propia Nobel con una postura similar a la que mantenía Curie en una fotografía captada en su laboratorio mientras trabajaba.

Una actividad científica que hizo que se convirtiera en la primera mujer en ganar un Nobel y también en la pionera que logró dos de estos galardones, un hito que solo consiguieron posteriormente cuatro investigadores de la talla de Fred Sanger, Linus Pauling y John Bardeen. A día de hoy, Marie Curie sigue siendo única incluso después de su muerte, al ser la única mujer que reposa en el Panteón de hombres ilustres de París.