Cuando pensamos en desiertos imaginamos paisajes inhóspitos con climas más bien extremos, y, aunque hay mucho de cierto en esto la riqueza de su flora y de su fauna es inmensa. La belleza de estos lugares nos sorprenderá a través del lente de Luca Tombolini.

Este fotógrafo explica que le gusta explorar las vastas extensiones de los desiertos y capturar sus caprichosas formas. Tombolini sabe que realizar tomas en las condiciones climáticas de los desiertos es todo un reto pues debe ir bien preparado para las emergencias que puedan surgir, sobre todo porque tiene que alejarse de los poblados para ello. De no ser así, dice Tombolini, "simplemente no estás en condiciones de fotografiar porque probablemente estarás pensando en cómo salvarte"

La colección siguiente de Tombolini se compone de distintas fotografías -hechas particularmente en el Sahara Occidental en Marruecos y en las Dunas de la Gran Canaria, en España- todas ellas con composiciones limpias, simétricas, casi surrealistas y en tonalidades pastel.

Sus fotografías son presentadas a gran formato y es verdad que son cautivantes. En algunas ocasiones parecen casi ilustraciones por sus colores y contrastes y otras veces parecen paisajes que sólo existen en la imaginación. Tombolini ha explicado que cuando se adentra en los desiertos a explorar siempre lo hace con ayuda de su GPS pues los paisajes cambian en el mismo día y sería imposible ubicarse cuando todo el entorno está en constante movimiento, dando así un mayor valor a sus tomas pues las dunas y montañas que fotografía son casi como esculturas naturales efímeras.

Más impermanentes lucen estos paisajes si nos ponemos a pensar en el impacto del cambio climático que sufre el planeta Tierra. Tombolini dice al respecto que "El cambio climático es el resultado de esta nueva relación que establecimos con la naturaleza. Es una apuesta que estamos haciendo sin siquiera saber con quién estamos jugando"

En el sitio de Luca Tombolini se pueden apreciar otras colecciones de distintos tipos de ecosistemas. Sus composiciones van en el mismo sentido, con su misma limpieza simétrica y belleza armónica; sin duda vale mucho la pena seguir su trabajo.