Cada año, de manera ininterrumpida, los fieles de Apple se dan cita frente a las puertas de las tiendas físicas de la compañía para comprar el nuevo modelo de iPhone que los de Cupertino hayan presentado unas semanas antes. Esto se ha convertido en poco menos que una tradición para muchos, para los cuales la experiencia de pasar la noche o las horas previas a la puesta a la venta del nuevo modelo componen una parte más de la adquisición del terminal.

Desde que Angela Ahrendts tomara los mandos de la división de Retail de la marca, las colas han pasado a un segundo plano en favor de las reservas online. Hasta este año, con la llegada del largamente esperado iPhone X y su escasa disponibilidad. El pasado viernes día 27 de octubre comenzó el periodo de reservas, pero fueron muy pocos los que consiguieron confirmar su unidad para este viernes día 3 de noviembre, cuando comienza su venta de forma oficial. Dos opciones, pues: hacer cola frente al Apple Store de turno o esperar semanas a que haya existencias.

Desplazarse unas cuantas horas antes a la tienda y aguardar pacientemente a que esta abra sus puertas a las 8 de la mañana del día 3 es la única manera de poder conseguir alguna de las cotizadas unidades el mismo día del lanzamiento y, aún así, Apple recomienda llegar temprano. Dicho y hecho. En Singapur se han tomado al pie de la letra el consejo y ya hace horas que cientos de clientes forman frente a la tienda de Orchad Road, la única del país.

Después de seguir durante años los lanzamientos de nuevos iPhone en todo el mundo, nunca había visto semejante volumen de gente frente a un Apple Store con tanta antelación. Según la hora de subida del vídeo, este fue tomado hacia las 18 o 19 hora local, es decir, más de 12 horas antes del lanzamiento.

Los empleados de la tienda intentan, como pueden, organizar la distribución de las personas allí presentes, cosa que parece imposible debido a que nadie quiere perder su puesto. Es de suponer que el número de concurrentes continúe ascendiendo conforme la hora señalada se acerque.