Si Hipertextual está en la intersección de la tecnología, ciencia y cultura digital entonces Kanye West y Elon Musk son las dos personas más controversiales del momento para ustedes, lectores, y para mí.

Ayer Kanye se ha subido a la mesa del comedor de la Universidad de estudios creativos (College for Creative Studies) en Detroit para, de forma totalmente inesperada, pedir que dejen tranquilo a Elon Musk. El momento fue grabado por varios de los estudiantes ahí presentes.

West, por supuesto, hace referencia a la demanda interpuesta por la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos al CEO de Tesla por un tweet donde aseguraba que retiraría a la empresa de bolsa y la haría privada comprando todas las acciones a 420 dólares, una referencia a la cultura del cannabis. Se logró desistir la demanda después de un acuerdo en que Musk dejaba la presidencia y pagaba una multa de 20 millones de dólares.

La universidad en cuestión es donde estudiaron algunos personajes importantes de la industria de la automoción de Detroit, incluyendo Ralph Gilles director de diseño de Chrysler y Joel Piaskowski, director de diseño de Ford, por lo que tiene una importancia histórica para la ciudad.

West ha tenido unos días bastante activos y llenos de controversia, desde su discurso fuera del aire para defender su apoyo a Donald Trump hasta la publicación de una foto en Twitter e Instagram con una gorra del slogan de la campaña del presidente de Estados Unidos, “Make America Great Again”.