No hay duda de que las adaptaciones de la obra del novelista Stephen King llevan una buena racha en cuanto al número de ellas en los últimos años: por lo pronto, hemos visto las películas Cell (Tod Williams, 2016), La Torre Oscura (Nikolaj Arcel, 2017), It (Andrés Muschietti, 2017) y El juego de Gerald (Mike Flanagan, 2017) y las series de televisión 22.11.63 (Bridget Carpenter, 2016), The Mist (Christian Torpe, 2017) y Mr. Mercedes (David E. Kelley, 2017), pronto veremos el filme 1922 (Zak Hilditch, 2017) y, más tarde, The Doctor’s Case (James Douglas y Leonard Pearl, 2018), y ya está proyectada Castle Rock (Sam Shaw y Dustin Thomason, 2018), otra serie que se basa en las historias sobre la localidad ficticia que le da nombre y que son escenario de varias novelas del escritor estadounidense, y la segunda parte de It (Muschietti, 2019).

Esta fiebre adaptadora de ese implacable rodillo que es Hollywood tiene efectos colaterales a su alrededor, igual que todo fenómeno de nuestra cultura; y fuera de sus dominios, el artista norteamericano Mike Anderson, de Oklahoma, que firma como Mikuloctopus y a cuyo trabajo basta echarle un ojo para saber que se inspira mucho en el cine a la hora de elaborar sus ilustraciones, se planteó cómo sería It adaptado a anime. Así que se puso a trabajar por su cuenta en algunas imágenes, y pronto expuso el resultado, francamente valiosa.

Been beep Ritchie #pennywisethedancingclown #pennywisetheclown #pennywise #manga #anime #it2017

Una publicación compartida de Mike Anderson (@mikuloctopus) el

Beep beep, Richie! #pennywisethedancingclown #pennywisetheclown #pennywise #manga #anime #stephenkingsit #it2017

Una publicación compartida de Mike Anderson (@mikuloctopus) el

“Además del hecho de que pensé que el nuevo diseño de Pennywise ya tenía una sensación muy anime, vi que los conceptos y temas del libro de Stephen King serían perfectos para el anime”, ha declarado Anderson a Entertainment Weekly. “Parece que hay menos límites en el anime. Conceptos locos y cuentos únicos son casi lo que se espera. La novela de King se adentra en mitologías y escenarios que una película de acción en vivo puede no tener el tiempo o el presupuesto para realizar plenamente. E incluso si pudiera, no puede dirigirse al público de masas. Llevar a It a una serie de anime asentaría la historia en un género donde viajar entre dimensiones y los monstruos gigantes está más aceptado”.

Y hete aquí que el diseñador gráfico texano Kevin Duran tomó una de las ilustraciones e hizo un brevísimo fragmento de lo que podría ser precisamente el anime concebido por Anderson, colocándole una voz en off en japonés y todo. Pero, por lo visto, a Mikuloctopus no le ha gustado que Duran se tomara la libertad de hacerlo sin consultarle antes ni tener su aquiescencia, y pese a que han hablado a través de Twitter, aún alberga sentimientos encontrados. Pero admite que la aportación de Anderson le ha parecido impresionante. Y la verdad es que es que no le quedaba otra.