Corría el año 1937, y España se desangraba en la atroz Guerra Civil. Una de las batallas más cruentas de la contienda se desarrolló en Brunete, un pequeño municipio al oeste de Madrid, en la que lucharon los republicanos contra los golpistas. Una de las víctimas en el frente fue Gerda Taro, una fotoperiodista alemana que firmó muchas de sus imágenes con el seudónimo de Robert Capa, que también empleaba su compañero húngaro André Friedmann, quien pronto alcanzaría la fama dejando en el olvido a la joven.

La que probablemente sea la última foto de Gerda Taro, fallecida tras ser embestida por un tanque en la batalla de Brunete, ha aparecido por sorpresa en Twitter. El veterano británico John Kiszely compartió una imagen en la que su padre, un joven médico que acudió a España con las Brigadas Internacionales para apoyar al bando republicano, aparece curando las heridas de una mujer. Fue entonces cuando un usuario le preguntó por su identidad, imaginando que podría ser Gerda Taro por la apariencia física y la fecha del fallecimiento.

La respuesta de Kiszely confirmó la sospecha del usuario que le había preguntado sobre la mujer herida. Al mirar el reverso de la fotografía, el veterano británico comprobó que alguien había escrito "Frente Brunete Junio 37 (en Torrelodones) Mrs Frank Capa Killed at Brunete". Para verificar la veracidad de la información, el periodista Carlos del Amor le pidió que mostrara la parte de atrás en un nuevo mensaje de Twitter, donde John Kiszely, miembro de un centro de investigación de la Universidad de Oxford, confirmó las sospechas.

"Nunca había mirado la parte trasera de la fotografía hasta que la rescaté ahora", explicó posteriormente a Univision Noticias. La apelación a "Frank" podría ser una confusión con el nombre real de "Robert", aunque hay quien apunta que en lugar de "Frank" se podría leer "Frau" (mujer, en alemán). Una frase que, en cualquier caso, parece dar la razón a los que sospechaban sobre quién podría ser la mujer atendida por el padre de John Kiszely.

Aunque la identidad de Gerda Taro no está completamente confirmada, no es la primera vez que esta fotografía se difunde. Tal y como señaló en su cuenta de Twitter la Revista FV, la imagen fue publicada anteriormente en el libro La sanidad en las Brigadas Internacionales, de Manuel Requena Gallego y Rosa María Sepúlveda Losa. En el pie de foto puede leerse "John Kyszely, médico húngaro, atendiendo la cara a un herido en la sala de recepción del hospital de El Escorial, convertido en Hospital de Guerra".

Lo que no imaginaban por aquel entonces es que la identidad de la paciente correspondía en realidad a una de las fotoperiodistas más importantes del siglo XX. Su labor quedó eclipsada por el trabajo de su compañero André Friedmann, que también usó el seudónimo de Robert Capa y que supuestamente captó la famosa fotografía de Muerte de un miliciano, aunque algunos historiadores apuntan que en realidad fue Taro la que tomó la simbólica imagen de la Guerra Civil.

👇 Más en Hipertextual