Joshua Smith es un artista australiano que crea edificios en miniatura con todo lujo de detalles. Con una estética, en casi todas sus obras, cercana a la de los bajos fondos urbanos de lugares como Hong Kong o Tailandia. Su última obra, Temple Street, está basada en un bloque de pisos real situado en Kowloon City (Hong Kong).

A base de cartulinas y cartones de distintos grosores, fibra vulcanizada y pintura, sus recreaciones incluyen hasta el más mínimo detalle. Es impresionante comprobar que, si no encontramos objetos con los que tener en cuenta la escala, podría pasar por una construcción real. Graffitis, anuncios, sillas, cartones de leche y hasta hojas caídas de los árboles, Smith cuida cada detalle de sus composiciones. En las siguientes fotografías podéis ver su espectacular trabajo.