En las estaciones de esquí, cuando nos subimos al telesilla y vamos sentados con las piernas colgando mientras sobrevolamos las pistas hasta llegar arriba, más de uno habrá pensado para sí mismo: "¿Y si el teleférico comenzara a fallar?". En Georgia, los esquiadores han vivido este temor de primera mano.

En la estación Gudauri del país, el telesilla tuvo una avería y empezó a aumentar la velocidad mientras circulaba marcha atrás. Alrededor de diez personas resultaron heridas, según las autoridades, aunque el informe preliminar no muestra signos de lesiones graves.

"El movimiento del telesquí se detuvo y un minuto después regresamos", explicó Iryna Iada, una de las esquiadoras que presenció el incidente, para CNN. "La velocidad aumentó, estaba fuera de control. El ascensor no se pudo detener. La gente comenzó a saltar desde diferentes altitudes, comenzó el pánico. Muchos no lograron saltar y fueron expulsados ​​del impacto".

#гудаури

Una publicación compartida de Алена Пахомова (@pahomova_enduro22) el

En un comunicado, la empresa Mountain Resorts of Georgia anunció que el primer informe apunta a que el telesilla dejó de funcionar, "las sillas se estrellaron entre sí con los pasajeros suspendidos en el aire, causando daños a la salud de gravedad media". La compañía con sede en Georgia se pudo en contacto con el fabricante del teleférico, Doppelmayr Garaventa, para investigar qué ha podido causar el incidente.

Por su parte, el Ministerio del Interior de Georgia ha iniciado su propia investigación y afirmó que los responsables del accidente serán castigados. Asimismo, también se han puesto en contacto con el fabricante para tener más detalles. Al parecer, todo a punta a que una "parada de emergencia" provocó que el telesilla acelerara sin control marcha atrás. Mientras se aclara el suceso, el Gobierno se hará cargo de los gastos médicos de los heridos.

El suceso fue grabado por las personas que lo presenciaron. Os dejamos algunos de los vídeos más espeluznantes sobre el telesilla que ha causado el pánico en la estación de esquí Gudauri de Georgia.

Было так #гудаури #gudauri #georgia #skilift #подъемник #sadzele #садзели

Una publicación compartida de Yuri Leontyev (@yuri_leontyev) el

El incidente de Georgia no ha sido la primera vez que los esquiadores han corrido grave peligro en un telesilla. A principios de año, la tormenta Eleanor en Europa provocó fuertes ráfagas de viento. Varios esquiadores se quedaron atrapados en el teleférico de la estación de esquí de Silvretta Montafon en Austria mientras este se balanceaba. A pesar de que las barras de seguridad les mantuvieron a salvo, el mal rato no se los quitó nadie.