El Etna, localizado en la isla italiana de Sicilia, es el volcán más grande de Europa. Desde finales de 2015, la montaña había permanecido "dormida" aunque su actividad es casi permanente. Sin embargo, esta semana el volcán entró en erupción de nuevo, ofreciendo bellas y espectaculares imágenes de la erupción de un chorro de lava y cenizas visibles a kilómetros. Por suerte, la actividad volcánica no ha presentado ningún impacto sobre las poblaciones más cercanas, ni para el aeropuerto más próximo, situado en Catania.

Aprovechando la erupción del Etna, el medio Vocativ ha difundido un vídeo en su canal de YouTube donde muestran la actividad volcánica desatada esta semana. La diferencia con otras grabaciones e imágenes publicadas es que la revista ha tomado espectaculares escenas del Etna gracias a la utilización de un dron, según adelantó Xataka Ciencia. Así podemos disfrutar de cerca de la montaña de los 3,3 kilómetros de altura, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en junio de 2013.