El pasado viernes 22 de diciembre, SpaceX realizó su último lanzamiento del año desde la Fuerza Aérea de Vandenberg, en el sur de California. Mientras muchos causaban revuelo en redes sociales al confundirlo con un objeto volador no identificado (OVNI), el fotógrafo Jesse Watson aprovechó para tomar 2452 imágenes del cohete Falcon 9 desde su ciudad natal, Yuma, en Arizona. A partir de una selección de 1315 fotografías, hizo un time-lapse de 40 segundos.

Para el proyecto, el fotógrafo utilizó cuatro cámaras y cinco objetivos. Además, previamente revisó cuatro locaciones que pudieran añadir profundidad a las imágenes antes de elegir el sitio donde se colocó desde unas dos horas. Para ubicar su equipo en el mejor lugar, usó el programa The Photographer's Ephemeris y Google Maps. "Ya había visto un lanzamiento anterior desde el Campo de Misiles de Arenas Blancas y sabía que con la puesta del sol este podría adquirir una estética dramática”, explicó en la página de Vimeo en la que publicó el vídeo, y concluyó:

Estaba un poco lejos del objetivo en mi toma inicial, pero gracias al aspecto de alta resolución de las imágenes del time-lapse en la Nikon D810 y el lente gran angular, pude editar la secuencia 6K del lapso de tiempo y salvar el encuadre.

Watson comenzó a grabar las secuencias de time-lapse unos 45 minutos antes del lanzamiento con tres cámaras y una configurada para hacer vídeo telefoto. Después de que pasó el cohete Falcon 9, siguió grabando unos minutos más. El resultado final fue editado en Adobe After Effects y Adobe Premiere Pro. El vídeo a continuación es el espectacular time-lapse logrado: